Monseñor Báez lamenta que opositores se "enfrascan en discusiones ideológicas y estrategias" y no escuchen a pueblo oprimido

En su homilía de este domingo Monseñor Silvio Báez, Obispo auxiliar de Managua hizo referencia a los líderes políticos que desde cómodos salones se desgastan o enfrascan en estrategias partidarias y dejan atrás a los presos políticos. Báez ha hecho llamado constantes a los opositores para la unidad. El 12 de mayo es el único día que tienen el bloque de la Coalición Nacional y Alianza Ciudadana para lograr la unidad e inscribir una alianza partidaria entre el PRD y CxL.

“Es lamentable que haya líderes políticos que en cómodos salones se enfrascan en discusiones ideológicas y estrategias partidarias, mientras afuera hay un pueblo oprimido que anhela libertad y clama justicia, mientras hay presos políticos que sufren torturas y miles de exiliados pasando penurias. Cuando está en juego el bien de la sociedad, no bastan las buenas intenciones ni las declaraciones de principio, ni los comunicados. Hay que esforzarse por lograr efectivamente lo que la gente necesita para salir de su postración y de su dolor” señaló el religioso. 

Lea Más: Monseñor Báez insta a oposición a deponer soberbia política y posturas sectarias, ante cierre de dictadura a salida democrática

Asimismo, Báez destacó que “el cristiano también en la política ama como Jesús, con profunda ternura, con un amor cercano y concreto que brota del corazón y llega a los ojos, a los oídos, a las manos, para abrazar a los más pequeños y olvidados. En la vida política el amor exige también mucha humildad y capacidad de sacrificio, con tal de lograr el mayor consenso en favor del bien común. En la política, el amor es un trabajo de artesanía que requiere sabiduría, paciencia y mucha sensatez para acoger y escuchar a quien piensa distinto, sin necesidad de descalificar o denigrar al adversario” dijo monseñor Silvio Báez.

Recuerde Leer: Monseñor Báez: en sociedades heridas y divididas, se espera frutos de unidad y tolerancia

                                                  

De igual manara el religioso destacó que la amabilidad es un elemento muy indispensable que no debe faltar dentro de las familias, “finalmente, quisiera recordar un elemento indispensable que no debe faltar en el amor: la amabilidad. En la familia, en los ambientes de trabajo y entre los líderes políticos, falta amabilidad en el trato. Hay que sonreír, intentar no herir con las palabras o los gestos, usar palabras de aliento que consuelen y animen, en lugar de palabras hirientes que humillen e irriten. Los políticos cristianos no deberían olvidarse de la amabilidad a la hora de debatir y confrontarse, pues la amabilidad “facilita la búsqueda de consensos y abre caminos donde la exasperación destruye todos los puentes”, expresó el obispo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ