Monseñor Rolando Álvarez: “a la madre del exiliado, del migrante, del privado de libertad”

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, envió un mensaje a las madres nicaragüenses, en ocasión del tercer aniversario de la masacre en la "madre de todas la marchas" en la que se exigía justicia por los asesinatos de jóvenes que se sumaron a las protestas. 

“Quisiera dedicar mis últimas palabras a nuestras madres nicaragüenses. A la madre nicaragüense que se desvela en noches que parecieran interminables, esperando al hijo de sus entrañas, a la mujer que educa, que reza y que enseña a rezar. A la que ve partir a su hijo con el miedo de que no regrese, a la que lo busca en la cárcel, en el hospital, a la que es capaz de defenderlo aún a costa de su propia vida”, manifestó Álvarez.

LEER MÁS: Wilton Gutiérrez: “estoy feliz porque ya estoy con mi mamá" al fin juntos madre e hijo

En su homilía, Álvarez, expresó un mensaje de aliento a las madres que padecen por la persecución a sus hijos “por no saber dónde se esconde el hijo, viviendo en la clandestinidad, cuándo tendrá que pasar de un lugar a otro, la madre del exiliado, del migrante, del privado de libertad. La madre que migra con un futuro incierto. La madre fundamento. La que ha sepultado a su hijo, sin poder acercársele, porque ha muerto producto de la pandemia”. 

“A la mujer campesina que madruga para echar tortillas y cocer frijoles. A la obrera que es explotada y oprimida. A la madre que ha sido también padre. A la madre soltera, a la viuda”, manifestó el Obispo de la Diócesis de Matagalpa.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ