Monseñor Báez llama a tener fe, “Hay momentos históricos en que parece triunfar la injusticia”

Monseñor Silvio Báez llamó a los creyentes a tener fe y no desfallecer ante lo que parece un “triunfo” de la injusticia, en referencia a los últimos arrestos arbitrarios contra líderes opositores por parte del régimen de Daniel Ortega en Nicaragua.

“Esta parábola nos debe llenar de consuelo y de esperanza, sobre todo en aquellos momentos en que parece que nada da resultado, que nuestros esfuerzos son inútiles, que el fruto conseguido no corresponde a nuestras expectativas. Este es el momento de la confianza serena en la acción de Dios”, expresó Báez.

LEER MÁS: Policía allana casa y detiene a Tamara Dávila miembro de UNAB

El Obispo asegura que la parábola de la “semilla” nos enseña que, aunque Dios parece ausente, en realidad siempre está actuando “misteriosamente”, por eso insistió en mantener la fe en Dios.

“No hay que hundirse, ni quebrarse. La confianza en la acción discreta pero poderosa del Señor debe sostener continuamente nuestros esfuerzos. Hay momentos históricos en que parece triunfar la injusticia, percibimos el poder de los malvados como invencible, nos damos cuenta de que los esfuerzos hechos no dan el fruto esperado”, dijo

Báez llamó a los creyentes a no desfallecer a causa de los “poderosos” que dominan a los pueblos siembran “desesperanza y desencanto” para provocar miedo y debilitar la solidaridad y la generosidad.

“En estos momentos no hay que desfallecer. Hay que actuar con la clara conciencia de que no todo depende de nosotros y de que nada puede detener la acción de Dios en la historia. Más allá de nuestros pequeños esfuerzos, está la mano bondadosa de Dios transformándolo todo", manifestó.

SEGUIR LEYENDO: Dictan 90 días de cárcel a los opositores Violeta Granera y José Pallais

Además, el religioso reflexionó en una segunda parábola, en la que Jesús compara el Reino de Dios con una de las semillas más pequeñas, la semilla de mostaza.

“La semilla del Reino de Dios germinará en una gran cosecha. Esto debe darnos ánimo para no perder la esperanza y no dejar de luchar. El amor y la fidelidad del Señor nos aseguran que será posible. Ser realistas no debe significar menor confianza en la acción amorosa de Dios”, expresó.

El Obispo indicó que Dios no se abre camino en el mundo a través de la “imposición y de la arrogancia”, sino a través de la sencillez y la humildad de quienes reconocen sus carencias con serenidad y esperan todo de Dios.

LEER MÁS: EE.UU. preocupado por la existencia de "actores negativos" externos en América Central

“Si creemos en esta “economía de la pequeñez” que Jesús nos enseña, no esperemos que los grandes de la tierra solucionen los problemas de nuestros países. Es mucho más confiable y eficaz la fuerza que tienen los pobres para soñar, organizarse y luchar por construir sociedades más justas”, motivó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ