Monseñor Álvarez: "yo me voy de aquí cuando quiera" dice a "poderosos" que se creen "Dioses" y dueños de libertades

El obispo de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez fustigó contra los "poderosos" del mundo que se creen "dueños de la historia", de las "conciencias nuestras", y que "se pretenden erigir como Dioses, se pretenden erigir como divinidades, como deidades con capacidad de decidir sobre nuestras propias libertades". 

El obispo dedicó su homilía a la misión de los profetas, que han sido perseguidos en la historia por decir la verdad a los pueblos y a los "poderosos" y Nicaragua no está lejos de esa realidad.

Recuerde Leer: Monseñor Báez: Jesús enseña a la Iglesia a no atemorizarse por las amenazas y la persecución

"El profeta se encuentra con situaciones adversas, con críticas, con persecución, señalamientos, con contrariedades, con condenas de parte del mundo" expresó y denunció a los "nuevos Pilatos, nuevos Herodes que con cobardía, sabiendo que Jesucristo es la verdad, lo condenan a muerte, en la historia nunca ha habido un solo poderoso que quede contento cuando se proclama la verdad de la palabra de Dios, no la palabra nuestra" dijo Álvarez.

                                                     

Nicaragua vive una escalada represiva y de persecución contra los liderazgos de la oposición, miles de personas están emigrando, y el país se desangra ante este sufrimiento, han insistido los obispos. En estos momentos difíciles Álvarez, llama a poner la confianza y esperanza en el "crucificado" en Jesucristo. 

"No esperamos en fuerzas humanas, no esperamos en estrategias políticas sociales y económicas, cuando vamos descubriendo que van fracasando una a una, cuando además van frustrándose una a una. Cuando sucede eso los creyentes católicos, y no católicos, volvemos nuestra mirada al Crucificado, que es nuestra paz y esperanza, a Cristo que no defrauda nunca, no olvida a su pueblo jamás, él se hizo pueblo con nosotros" alentó Álvarez. 

Yo me voy de aquí cuando quiera

Monseñor Rolando Álvarez, insistió en que es el poder de Dios que "anima al profeta para no rendirse, para no callar, para seguir alzando su voz contra los poderíos de este mundo, denunciando el pecado personal y el pecado social de la injusticia que quieren someter a los pueblos".

Lea Más: Cardenal Brenes: “Quieren quitar fortaleza a la iglesia” en Nicaragua

Destacó el mensaje que envió Herodes a Jesús "quería sacarlo" y la respuesta del Señor fue "vayan a decirle a ese zorro que yo me voy de aquí cuando quiero, porque los poderosos hasta eso pretenden, igual, igual que el rey de la primera lectura que mandó a Amasías, sacerdote profeta falso que estaba vendido, vendido totalmente al poder para decirle al profeta Amos, vete de aquí".

                                             

Señaló que las palabras proféticas que anuncian la esperanza, denuncian la injusticia, "esa palabra de verdad hiere el egoísmo y egolatría de los poderes de turno".

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ