Muere segundo nicaragüense baleado por sicarios en México

Melvin Abel Altamirano Ruiz de 36 años, originario del municipio de La Trinidad, Estelí, se rindió a la muerte este martes, luego que dos personas a bordo de una motocicleta dispararon en contra de un grupo de migrantes que se encontraba en las afueras de un albergue mexicano, en Tapachula, Chiapas.

Según medios mexicanos, un grupo de migrantes se encontraba dentro de una panadería, a un costado del albergue “Jesús el buen pastor”, cuando dos hombres a bordo de una motocicleta les dispararon.

LEER MÁS: Roces entre Nicaragua y El Salvador por la nacionalización de Sánchez Cerén

En el ataque murió instantáneamente el nicaragüense Óscar Javier Fuentes Torrez, de 50 años, mientras Melvin Abel Altamirano Ruiz, de 36 años, se encontraba gravemente herido junto a otro hondureño, cuyo nombre no especificaron.

Hoy Roberto Altamirano, hermano de Melvin Abel informó “desgraciadamente la muerte nos ha tocado. Nos acaban de avisar que nuestro hermano ha fallecido. Igualmente, siempre estaremos necesitando de su ayuda”

Altamirano organizó una campaña en la plataforma GoFundMe para repatriar el cuerpo de Melvin, en un primer momento la iniciativa se organizó para recaudar fondos que serían dirigidos a pagar los servicios médicos. 

El hermano de la víctima informó que Melvin salió de Nicaragua por la crisis humanitaria y económica “mi hermano junto a un grupo de soñadores salieron rumbo a Estados Unidos, con el fin de encontrar una vida más digna para él y sus familias. Desgraciadamente, mi hermano no pudo cumplir su sueño”

SEGUIR LEYENDO: Abandonan a 14 nicaragüenses a su suerte en Tuxtla México

Los familiares sostienen que un grupo de sicarios invadió el albergue “Jesús El Buen Pastor” cerca de la carretera que conecta a la comunidad Raymundo Enríquez, en Tapachula, Chiapas. 

“Mi hermano y otros migrantes estaban alojados mientras esperaban el momento oportuno para cruzar la frontera. Mi hermano Melvin y Oscar, amigos de infancia. La idea de abandonar nuestro terruño y dejar atrás a la familia y a las amistades jamás había pasado por nuestras mentes, pero la necesidad nos obliga. Son decisiones difíciles, puesto que conllevan el abandono de un proyecto de vida que hasta entonces parecía sólido y duradero. Mi hermano Melvin y Oscar dejaron atrás una historia, una identidad, el sentimiento de pertenencia. Y hoy más que nunca esa fractura, dolorosa y traumática, es el común denominador de todos los migrantes”, reza el mensaje de los familiares en la plataforma GoFundMe.

Las familias de Fuentes Torrez y Altamirano Ruiz, solicitan ayuda para poder repatriar los cuerpos. Los hechos se registraron la noche del domingo 01 de agosto. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ