Monseñor Álvarez fustigó a quienes "se prestan al juego de poder, perdiendo toda dignidad política"

Monseñor Rolando Álvarez de la diócesis de Matagalpa en su homilía de este domingo 8 de agosto fustigó a las personas que se prestan a los juegos de intereses de fuerzas de poder, y pierden toda vergüenza, siendo únicamente piezas de un ajedrez a favor de los intereses de otros. La homilía de Álvarez se da bajo el contexto de la cancelación de la personería jurídica de Ciudadanos por la libertad a solicitud del PLC, colaboracionista del régimen de Daniel Ortega.

“Ciertamente hay quienes se prestan a los juegos, intereses de fuerzas de poder perdiendo toda dignidad política todo resquicio qué pudo haber quedado de sostenerse, aunque fuera mínimamente como una posibilidad política una vez más han demostrado sin ninguna vergüenza que no son más que piensas en un ajedrez a favor de los intereses de otros demostrando también que no les interesan los bienes de la patria el bien común” expresó el religioso en su homilía.

Recuerde Leer: CSE cancela personería de CxL y nacionalidad de Kitty Monterrey

Asimismo, Monseñor Álvarez alentó a los nicaragüenses a seguir mirando a lo alto pues de ahí vendrá nuestro auxilio.

                                          

“Aunque haya estos que se presten al juego, los nicaragüenses sabemos de grandes ideales, ideales de libertad a los que no renunciamos porque no es una dadiva, un regalo de nadie sino un derecho universal y divino que nos asiste, hermanos nicaragüenses sigamos mirando a lo alto porque donde nos vendrá el auxilio, auxilio no viene del señor que hizo el cielo y la tierra” dijo Rolando Álvarez.

LEER MÁS: EEUU quita 50 visas a familiares de fiscales, diputados y jueces vinculados a Daniel Ortega

De igual manera recordó que “Jesús vino para dar la vida en plenitud, los nicaragüenses sin embargo cada vez más asistimos a situaciones que socavan la vida en plenitud a las que tenemos derecho sin embargo es hora también de afirmar que nos pueden quitar todo pero no nuestra vocación a la paz, a la justicia, a la libertad, nuestra vocación al civismo, a la unidad interior que cada día es más fuerte entre los nicaragüenses católicos y los católicos, creyentes y no creyentes escépticos y agnósticos, eso no nos lo pueden quitar, nada ni nadie porque para ser libres nos liberó Cristo y mientras mantengamos viva la certeza que somos un pueblo Unido en sus anhelos por una Nicaragua institucional habrá Esperanza” manifestó el religioso.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ