Liberan a conductor de bus donde murió niño al caer en hoyo, pagará 20 mil dólares a familia de menor

El conductor y propietario de la ruta 117 Jorge Alberto Hernández Lozano de 52 años de edad, fue puesto en libertad el pasado 26 de agosto luego de permanecer en prisión durante 22 días hasta lograr llegar a una mediación con la madre del niño de iniciales J.E.S de 4 años, quien falleció el pasado 4 de agosto al caer por el hoyo de esta unidad de transporte y posteriormente ser arrollado por la misma causándole la muerte.

Según información del diario La Prensa el busero estaba siendo apoyado en el proceso legal por su esposa Martha Damaris Zavala quienes se comprometieron a pagar la cantidad de  $20,000 dólares como indemnización de los cuales fueron entregados de manera inmediata $12,000  dólares acordando que durante los próximos 3 meses entregaran la suma de 8, 000 dólares restantes los que serán pagados en dos cuotas de $4,000 cada una, la causa contra el conductor seguirá abierta hasta que se completa el pago informó el abogado defensor Bruno Ordeñana al diario La Prensa.

Lea Además: Niño muere aplastado por llantas de bus al caer en hueco de piso de la misma unidad

Por su parte el analista político y economista Enrique Sáenz a través de su cuenta en Twitter manifestó que las entidades encargadas de la revisión y regulación de las unidades de transporte público en el país no fueron citadas en el caso cuando debería de rendir cuenta de los sucedido.

                                                           

“El conductor del bus ruso donde murió el niño Xavier Sequeira quedó en libertad, después de una mediación judicial. INTRAMMA y la policía, entidades responsables de la inspección y seguridad de los buses "ni se mosquearon". Ni siquiera fueron citados” dijo Sáenz en su cuenta de Twitter.

No Olvide Leer: Mini Ruta 4 se incendia en sector de Plaza España, Managua

La tragedia ocurrió el pasado 4 de agosto en el barrio Leningrado, cerca al centro “Conchita Palacios”, Distrito 7 de Managua. Al momento del accidente el niño viajaba en compañía de su abuela Gregoria Polanco Cisneros, quien observó con impotencia cómo su nieto cayó al pavimento luego de colapsar el piso en mal estado de la unidad de transporte y posteriormente las llantas traseras del pesado vehículo pasaron sobre el pequeño cuerpecito del menor.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ