Daniel Ortega dice que quieren tener "buenas relaciones con todos los países"

(EFE).- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo este miércoles que quieren tener "buenas relaciones con todos los países del mundo" y agregó: "lo único que pedimos es que nos respeten".

En un discurso en ocasión de la celebración del bicentenario de la independencia centroamericana, el mandatario nicaragüense sostuvo que su Gobierno no se mete en los asuntos internos de otros países.

Lea Además: Nicaragua exige "no intromisión" en medio de críticas por caso Sergio Ramírez

Nicaragua vive semanas convulsas tras las detenciones y acusaciones de al menos 36 líderes opositores y profesionales independientes, entre ellos siete que habían anunciado sus intenciones de aspirar a la Presidencia en los comicios del 7 de noviembre próximo, en las que Ortega busca la reelección por cinco años más.
                                                    
Organizaciones internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la oficina del alto comisionado de la ONU para los derechos humanos para Centroamérica y República Dominicana pidieron la pasada semana que cesen las detenciones "arbitrarias e ilegales" en Nicaragua, tras la orden de detención, registro y acusación en contra del escritor y exvicepresidente Sergio Ramírez.

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, acusó este miércoles al presidente Ortega de llevar a Nicaragua "por la sombría senda del autoritarismo, apoyándose en un Poder Judicial obsecuente, la usurpación de partidos políticos y el encarcelamiento de periodistas, líderes opositores y otras personas que defienden las elecciones libres y justas".

El Gobierno estadounidense ha impuesto varias rondas de sanciones económicas y de restricción de visados a altos cargos nicaragüenses y familiares directos de Ortega, incluidos sus hijos.

Canadá, la Unión Europea, el Reino Unido y Suiza también han impuesto sanciones a allegados de Ortega.

DESTACA UNIDAD PARA DERROTAR A "INVASORES"

En una celebración sin desfiles ni actos masivos debido a la pandemia de la covid-19, Ortega encabezó un acto oficial en la Plaza de la Revolución, frente al antiguo Palacio Nacional, junto a su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo, y al que acudieron jefes militares y policiales, los titulares del Parlamento y del tribunal electoral, así como un grupo de simpatizantes de su Gobierno.

En su discurso, el mandatario pidió a las demás naciones seguir contribuyendo con Nicaragua, "que es una forma de combatir la pobreza".

También hizo un repaso histórico del bicentenario de la independencia de Centroamérica, de la cual, dijo, "es una etapa más en la historia de lucha por la independencia de nuestros pueblos, por la autodeterminación" y que son "200 años de resistencia heroica".

Destacó la unidad centroamericana ocurrida en 1856 para derrotar al filibustero estadounidense William Walker, quien se autoproclamó presidente de Nicaragua y pretendía apoderarse de América Central.

"Esa ha sido la mayor prueba de fuego de unidad centroamericana: la unidad para derrotar a los invasores en 1856", remarcó Ortega, quien señaló que esa fue "la primera gran victoria de la región centroamericana, a partir de la declaración de la independencia el 15 de septiembre de 1821".

Lea Además: Ramírez: regresar a Nicaragua supondría la cárcel y por lo tanto la muerte

Asimismo, criticó a los "vende patrias" que, a su juicio, quieren que Nicaragua vuelva a ser "colonia de España" o de Inglaterra o de los Estados Unidos.

Los países centroamericanos celebran hoy 200 años de independencia de la Corona española.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ