Familiares de presos políticos y excarcelados instan al "paro electoral" en Nicaragua

Las organizaciones de familiares de presas, presos políticos y excarcelados llamaron a paro electoral porque no existen condiciones para un proceso electoral justo, libre y transparente debido a que el dictador Daniel Ortega lo anuló, y no hay por quién votar en Nicaragua.

En una conferencia de prensa, las organizaciones señalaron que la presencia de la ciudadanía en las Juntas Receptoras de Voto JRV solo va a “legitimar” el proceso viciado plagados de delitos electorales. 

“No tiene sentido ser parte de la foto que los ORMU necesitan. La dictadura nos ha cercenado nuestras libertades de movilización, libertad de expresión con cárcel y torturas, pero no podrá obligarnos a participar en su circo, vamos como nación a demostrar al mundo nuestra resistencia pacífica, cívica y democrática”, señalaron.

LEER MÁS: Laura Chinchilla denunciará dictadura corrupta y dinástica en Nicaragua

Las organizaciones llamaron a la población nicaragüense a sumarse al paro electoral, y que nadie salga a las JRV. “Todas y todos desde nuestras casas podemos denunciar que este proceso es fraudulento y su resultado es ilegítimo”.

Los familiares agradecieron a la comunidad internacional por pronunciarse, rechazar la represión, y demandar la libertad de los presos políticos “No hay tiempo, por lo cual la única salida es declarar desde ya la ilegitimidad de la farsa del 7 de Noviembre y desconocer los resultados”

SEGUIR LEYENDO: Presidente de Colombia Iván Duque, sugiere no reconocer elecciones de Daniel Ortega en Nicaragua

Actualmente existen 154 secuestrados políticos en las cárceles, víctimas de violaciones sistemáticas a sus derechos, que consiste en procesos judiciales ilegales, aislamiento, privación de alimentos y medicinas, torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes que se agudizan por la compleja crisis sanitaria que se impone por la pandemia de la COVID-19.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ