Rivenses recuerdan a don “Goyito”, quien murió por Covid-19 y su cuerpo fue cambiado por los médicos del hospital

Los pobladores de Rivas recuerdan con mucho cariño a don José Gregorio Urtecho, a quien consideraron como un buen hombre, padre y amigo.
Don José Gregorio Urtecho, celebrando su cumpleaños 90.
Cortesía

Enojo, impotencia y molestia sienten los familiares de don José Gregorio Urtecho Mairena, conocido en el departamento de Rivas como “Goyito”. El anciano de 90 años de edad falleció el pasado miércoles por Covid-19, después de permanecer ingresado en el hospital García Laviana en ese departamento.

De don “Goyito” –a como lo llamaban de cariño sus vecinos-, junto a su primer esposa procreó 6 hijos, y de acuerdo con sus nietos, solo quedan los buenos recuerdos de quien en vida fuera un “buen hombre”, padre y amigo, cuentan sus familiares.

Lea: Minsa entrega cuerpo equivocado de paciente que falleció por Covid-19, en Rivas

“Siempre lo vamos a recordar por sus consejos, él era una persona muy alegre. Era de carácter fuerte y sobre todo era muy recto en sus cosas”, cuenta a 100% Noticias su nieto Rafel Urtecho, quien aún no da crédito a lo ocurrido.

Uno de los hijos del infortunado no oculta su enojo después que autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) lo llamaran por teléfono para decirles que el cuerpo que estaban sepultando no pertenecía al de su abuelo y que pertenecía al de una señora, por lo que debían de exhumarlo para hacer el cambio.

“En medio de una penumbra nos entregaron el cuerpo y ahí supuestamente lo reconocimos y ya viniendo al cementerio de Potosí recibí una llamada del hospital García Laviana diciéndonos que sacáramos el cadáver diciéndonos que estábamos confundidos porque no era el de mi papá”, expresó don Rafael Urtecho, hijo don Goyito.

Tras la llamada que angustió a la familia, los parientes de don José Gregorio comenzaron a despegar los clavos que el personal de salud colocó sobre su ataúd para sellarlo y fue así como lograron verificar que el cuerpo correspondía al de una señora que falleció por la misma causa.

Lea más: Vacunas Abdala y Soberana serán aplicadas a niños de 2 y 17 años en Nicaragua

Don Rafael también expresó que para reconocer el cuerpo de su padre, lo hizo desde un pasillo sin iluminación. “En un pasillo sin iluminación en la sala de Covid-19 lo dieron, los médicos te dicen que lo reconozcas y ni teléfono te permiten para poder verlo”, añadió el angustiado hijo.

“Ese acto es una semejante falta de respeto hacia la familia”, dice con mucho enojo uno de los nietos de don Goyito.

Escuchaba reguetón

Rafael Urtecho, nieto de don José Gregorio, recordó que a su abuelo le apasionaba la música actual.

Lea también: Observatorio Ciudadano reporta 313 nuevos fallecimientos y 1.103 nuevos casos de covid-19 en Nicaragua

“Yo fregaba a mi abuelo porque a él le gustaba escuchar reguetón y cualquier otra música actual, nada de música de sus tiempos. Todas las tardes le gustaba sentarse a oír su radio”, afirma su nieto, quien aún llora su muerte.

“Mi abuelo siempre fue estricto, no le gustaba bailar, pero sí escuchar músicas. Él era de los que encendía su radio y escuchaba cualquier emisora de corte juvenil”, contó su nieto.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ