Monseñor Álvarez: "Nicaragua vive otro éxodo", lamentó

Monseñor Rolando Álvarez lamentó que las familias nicaragüenses estén "desangrándose" por el "espiral de violencia" y la migración irregular.
Monseñor Rolando Álvarez.
Diócesis de Matagalpa

El obispo de la diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, abogó este domingo por la unidad de las familias nicaragüenses, quienes se han visto afectadas por la migración irregular de uno o más de sus miembros en busca de nuevos horizontes ante la falta de empleo que reina en el país.

“Hoy pensamos en tantas familias desintegradas por una migración que desangra a Nicaragua. Una vez más los nicaragüenses sufrimos la perdida de tantos de nuestros mejores hermanos, hombres y mujeres inteligentes, audaces, creativos, emprendedores, trabajadores, constructores del campo y la ciudad”, expresó monseñor Álvarez durante una emotiva homilía durante la celebración del XXVII domingo del tiempo ordinario de la iglesia católica.

Lea: Báez: "es cruel y contrario al plan de Dios condenar a otros al aislamiento forzado"

Las lecturas de la iglesia católicas estuvieron dirigidas al matrimonio y a la unidad de las familias y de acuerdo con el religioso, en Nicaragua, la consanguinidad se ha visto afectada por un “espiral de violencia” que lesiona a sus integrantes, pero también recordó el éxodo nicaragüense, en donde según datos de Migración Estadounidense, más de 40 mil pinoleros han sido retenidos de enero hasta la fecha cuando intentaban cruzar de forma irregular a ese país.

“Que se detenga el espiral de violencia contra la familia, que no se siga desintegrando la familia nicaragüense, en primer lugar porque la familia, toda familia sin distinción es expresión de la familia de Dios, uno y Trino”, expresó Álvarez.

“Jóvenes y hasta niños que representan el presente y el futuro de nuestra patria, para más las completas de hermanos nicaragüenses que no encontraron en nuestro país que necesitaban para vivir dignamente y buscan arriesgando sus vidas, otros horizontes, es este otro dolor en el alma”, expresó el líder católico.

Nos duele en el alma

Ante la migración de más de 40 mil ciudadanos nicaragüenses, quienes han sido retenidos por las autoridades estadounidenses cuando intentaban ingresar a ese país de forma irregular, el religioso recordó que quienes han emigrado, lo han hecho por la falta de empleo y situación política.

Lea más: Álvarez: “Nicaragua se desangra por la migración, familias enteras en ese desierto, en caravanas de soledad, muerte y dolor”

“Nos duele en el alma tanto dolor, como no pensar que Nicaragua vive otro éxodo como un pueblo que busca otro mejor futuro porque se les han cerrado las puertas en su propia patria, migrantes, asilados, exiliados, refugiados, recluidos, queremos volver a estar juntos porque insistimos, Nicaragua es de todos”, manifestó el jerarca.

Monseñor Rolando Álvarez también abogó por la paz de las familias nicaragüenses, a quienes exhortó a vivir en “paz y en unidad” para evitar las migraciones irregulares.

“Todos tenemos derecho a vivir en paz y en libertad, en justicia y santidad, todos como hermanos, sin exclusiones, sin nicaragüenses que sean tratados como descartables, queremos vivir sin periferias humanas”, dijo monseñor Álvarez.

Lea también: "Gran cárcel": Nicaragua impide viajar al extranjero a periodistas y opositores

Al finalizar la eucaristía dominical, monseñor Álvarez culminó su homilía pidiendo a Dios Padre que bendiga a las familias.

“Dios salve hermanos a la familia nicaragüense”, finalizó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ