Asociación Madres de Abril (AMA) desconoce proceso electoral por ser ilegítimo

La Asociación Madres de Abril (AMA) desconoció el proceso electoral que se realizará próximamente en noviembre por ser totalmente ilegítimo. Al mismo tiempo, sostienen que seguirán exigiendo justicia por los jóvenes asesinados en abril 2018 “no contarán con la comodidad de nuestro silencio”.

En un comunicado AMA se solidarizó con los presos políticos y sus familiares y condenaron la tortura a la que han sido sometidos “nos unimos al llamado de su familiares de que se autorice una misión de la Cruz Roja Internacional para constatar su estado de salud”

Al mismo tiempo, exigieron la liberación de Yader de los Ángeles Parajón,  hermano Jimmy Parajón, asesinado el 11 de mayo del 2018 en Managua y la liberación de Oliver y Dorling Montenegro, hijos de Oliver Montenegro Centeno, asesinado el 23 de enero del 2019.

LEER MÁS: Opositora Marvia Padilla "Rayza" sufre atentado en Costa Rica

AMA señaló que el régimen pretende perpetuar un estado de impunidad, crisis sanitaria, corrupción y barbarie por medio de todo el aparataje gubernamental, incluyendo sus fuerzas represoras policiales, militares y paraestatales.

“No hay manera de enmascarar el rostro y el espíritu de este gobierno, ni con discursos, ni con procesos viciados, ni con mentiras. Desconocemos el proceso electoral que se realizará próximamente en noviembre por ser totalmente ilegítimo”, indican

Las Madres de Abril reiteraron que no callaran pese a todas las amenazas “si nosotras callamos ¿Quién gritará por nuestros hijos y familiares en toda Nicaragua? no contarán con la comodidad de nuestro silencio, pedimos al pueblo nicaragüense acompañarnos en esta lucha por justicia”

En tres años de lucha, AMA afirmó que no han parado un solo momento para exigir el acceso a la justicia que merecen sus familiares y todos los nicaragüenses privados de sus derechos humanos. 

SEGUIR LEYENDO: Estados Unidos promete más "sanciones" y "aislamiento" contra la dictadura de Nicaragua

“Hemos agotado todos los caminos posibles desde los espacios de justicia nacionales donde la fiscalía archivó nuestra denuncia y luego cerró la puerta para no seguir recibiendo nuestras denuncias, hasta diversos espacios internacionales donde hemos recibido medidas cautelares de protección. Cada día en este régimen dictatorial ha sido un día más de injusticia e impunidad, pero también ha sido cada día una lucha constante de nosotras en la búsqueda y exigencia de verdad, justicia, reparación y no repetición”, enfatizan. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ