Estudiante baleado por Policías en protestas de 2018 en Nicaragua logra asilo político en EEUU

Christian Ruíz Sánchez logró demostrar en un documento de más de 400 hojas en donde se evidencia la persecución sufrida y las lesiones causadas por el impacto de bala propinado por los agentes policiales.
Christian Ruíz Sánchez, foto tomada de La Opinión.
Cortesía

El joven nicaragüense Christian Ruiz Sánchez, quien fue baleado por agentes de la sancionada Policía durante las protestas del año 2018, recibió asilo político en Estados Unidos por parte de la jueza Lily Hsu de la Corte de Inmigración de Los Ángeles, en Estados Unidos, informó el diario La Opinión, de esa localidad.

De acuerdo con el medio estadounidense, Ruíz Sánchez  logró demostrar en un documento de más de 400 hojas en donde se evidencia la persecución sufrida y las lesiones causadas por el impacto de bala propinado por los agentes policiales.

Lea: Costa Rica lanza jornada especial de vacunación del covid-19 para migrantes, miles de nicaragüenses beneficiados

“Christian fue muy organizado. Tenía fotos de sus heridas, reportes médicos, denuncias ante organizaciones internacionales y artículos de periódico”, dijo el abogado en inmigración Gianfranco De Girolamo, quien tomó el caso del estudiante nicaragüense, meses después de que fuera liberado de un centro de detención migratorio en Texas, se lee en el sitio web del medio.

Su defensor explicó al medio local que el caso fue “fácil de ganar” por la abundancia de evidencias y porque además aportaron pruebas de que “la situación política en Nicaragua ha empeorado”. 

“El secretario de estado Antony Blinken ha condenado en declaraciones públicas lo que está pasando en Nicaragua, así como el arresto de opositores y candidatos a la presidencia”, expresó De Girolamo, en declaraciones recogidas por La Opinión.

Su ingreso a EEUU

Según La Opinión, Christian Ruíz entró a Estados Unidos el 25 de marzo de 2019. “Estuve un mes en la hielera (celda de migración con muy bajas temperaturas) sin bañarme y comiendo pan con mortadela. De ahí me llevaron al Centro de Detención Río Laredo en Texas, donde pasé 3 meses”, expresó al medio el estudiante nicaragüense.

“Fueron en total 4 meses terribles, pero era preferible a la muerte o a la cárcel en Nicaragua. Yo cuando salí de mi país, ya venía preparado psicológicamente para los centros de detención de migración”, explicó Ruíz al medio norteamericano.

Lea más: Liberan a cinco migrantes nicaragüenses secuestrados en México

El muchacho de 25 años de edad salió libre bajo fianza el 18 de julio de 2019. “Varias organizaciones se unieron para pagar la fianza de $5,000, y la pastora Ada Valiente y su esposo me dieron hospedaje en su casa en la ciudad de Claremont”, cita La Opinión. 

El abogado explica que una vez que comenzó a defender a Christian, pidió un cambio de corte de Texas a California.

“Teníamos la corte para enero de 2021, pero por la covid fue pospuesta para octubre de 2021. En septiembre de este año, un mes antes de la audiencia, les entregamos más de 400 páginas con las evidencias”, explicó el abogado.

Cuando Christian fue baleado por las fuerzas represivas de la dictadura, fue llevado a un hospital privado en Managua, en donde recibió atención médica debido a que en los centros públicos habían negado la atención a los lesionados por parte de la Policía del régimen.

Cuando se recuperó y regresó a su vida habitual, dice que comenzó la persecución y las amenazas fuertes en su contra por parte de la policía y los paramilitares, que lo orillaron a abandonar su patria.

“Aún sufro las consecuencias físicas y psicológicas. La bala se encuentra alojada en los músculos de mi espalda junto con otros reactivos. Sobre todo cuando el clima está frío, sufro dolores de cuerpo, calentura, no puedo cargar pesado ni estar mucho tiempo agachado”, explicó al medio.

“Estoy contento”

Tras lograr el asilo político, Christian dice que está alegre y satisfecho de haberlo conseguido. 

“Estoy muy agradecido con Dios, con el abogado De Girolamo y las organizaciones WeCare, Mateo 25 y Raíces que me apoyaron en todo este proceso”, se lee en La Opinión.

De acuerdo con el reporte del medio escrito, la madre, la esposa y el hijo de Christian llegaron este año a Los Ángeles. 

Lea también: Interceptan a 652 migrantes en México, entre ellos 28 nicaragüenses

Debido a la persecución del régimen contra los opositores, Christian considera que más jóvenes nicaragüenses seguirán huyendo del país y buscando refugio en Costa Rica, España y Estados Unidos.

“Las violaciones a los derechos humanos continúan. Está en marcha la operación para desmantelar cualquier intento de protestar contra la dictadura”, añadió el joven nicaragüense.

Christian ve su asilo político como una victoria para los que han perdido su vida por alzar sus voces en Nicaragua. 

“Ahora lo que más deseo es aprender inglés, estudiar y revalidar mis estudios universitarios de marketing y publicidad”, finalizó Christian Ruíz a La Opinión.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ