Maestros de colegios públicos denuncian amenazas para obligados a votar este 7 de noviembre

Los profesores denunciaron que los delegados del Ministerio de Educación los están forzando a ir a marcar la casilla del Frente Sandinista.

Los docentes de los colegios públicos de los departamentos de Managua, Masaya y Carazo denunciaron las constantes amenazas y acosos que sufren de parte de las autoridades de las delegaciones del Ministerio de Educación (Mined), para que este próximo domingo acudan a marcar la casilla del Frente Sandinista, durante el proceso electoral peor cuestionado en la historia de nuestro país.

Las amenazas fueron realizadas el pasado viernes, por parte de los delegados del Mined, durante el Encuentro Pedagógico de Interaprendizaje (EPI), que se realizó en todo el país. Alos docentes los están obligando hasta a mandar fotografías de su rostro, mostrando el dedo pulgar manchado con la tinta indeleble utilizada por el Consejo Supremo Electoral (CSE) para manchar a las personas que ejercieron el sufragio.

“Nos están diciendo que vayamos a votar y que mandemos fotos de nuestras cédulas de identidad, junto con la foto donde salgan nuestras caras con el dedo manchado por WhatsApp a los directores de los colegios públicos a los que pertenecemos. Ellos se encargarán de mandar estas fotos a la departamental del Frente Sandinista”, expresó a 100% Noticias una docente de un colegio público de Managua.

De acuerdo con algunos docentes consultados, el hostigamiento y amenaza se repite en cada uno de los colegios públicos de Managua, Masaya y Carazo. Maestros de colegios privados de estos departamentos también confirmaron que durante el EPI fueron persuadidos para ir a votar “por el buen gobierno sandinista”.

“En el EPI del viernes, los delegados del Mined pidieron que mandáramos fotos de nuestras cédulas de identidad y como los docentes de los colegios privados no opusimos, nos pidieron que nos retiráramos y que se quedaran solo los maestros de los colegios públicos. No sabemos a ciencia cierta que les dijeron en ese momento, pero otros colegas nos confirmaron que los están obligando a ir a votar”, señaló otro docente del departamento de Carazo, quien también pidió el anonimato por temor a represalias por parte de la dictadura.

En Masaya, la situación es más complicada para los docentes, quienes también denunciaron que las autoridades de la delegación del Ministerio de Educación de ese departamento los han amenazado con ser despedidos el lunes 8 de noviembre si desobedecieron ir a votar,

“A nosotros nos dijeron ene l EPI que si no mandamos fotos de nuestro dedo manchado y nuestra cédula, nos van a despedir al día siguiente”, señaló una docente de primaria de este departamento, quien también confirmó que estas amenazas también fueron realizadas en los municipios de Ticuantepe y de La Concepción.

“Lleven a votar a toda la familia”

Los docentes también denunciaron que los delegados del Mined les han exigido que lleven a votar a los miembros de su familia.

“Nos han dicho que persuadamos a la familia para que lleguen a votar y que de igual manera informemos cuantos votaron ese día”, explicó otro docente de Managua.

En el caso de Masaya, la delegación del Mined orientó a los docentes “que por los menos lleven a votar a 10 personas más, najo el argumento de no perder la educación gratuita y de educación de calidad”, señaló otro de los docentes.

Los maestros también dijeron que muchos “docentes sandinistas” se encuentran inconforme con esta medida porque lo consideran violatorio a sus derechos humanos.

“Voto nulo”

El profesor Gabriel Putoy Cano, de la Unidad Sindical Magisterial (USM), desde el exilio denunció las “amenazas múltiples” de las que son víctimas los docentes de Nicaragua.

“Nos hemos reunido con loa maestros de Nicaragua y ellos nos han manifestado que el docente no se puede quedar sin verificarse porque si no los corren y para este siete de noviembre los están forzando a ir sus juntas receptoras de votos”, denunció Putoy.

“A la gente de la zona norte de Nicaragua, por ejemplo, si un maestro da calase en una escuela y le toca votar a otro centro de votación que no es donde da clases, no va a ir a su centro de votación que comúnmente va votar, sino que va a ir a la junta receptora de votos que está en su centro de labores para asesorarse de que van a votar”, denunció el docente desde el exilio.

De acuerdo con el profesor Gabriel Putoy, la Unidad Sindical Magisterial se encuentra en un dilema, debido a que no pueden llamar a los docentes a quedarse en sus casas y no participar del proceso electoral.

“Al que pueda quedarse en casa, que se quede y al que le están exigiendo ir a votar, que vaya y haga el voto nulo”, finalizó el docente.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ