Monseñor Báez: "El mundo entero tiene puesto los ojos en Nicaragua" por farsa electoral

En su homilía de este domingo Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la diócesis de Managua, recordó el relato de la viuda que entrego todo lo que tenía, que para los ojos de los hombres fue muy poco pero para Dios significó un gran aporte, a lo que asemejó al procesos electoral que se desarrolla en Nicaragua  por lo que agregó que los ojos del mundo hoy se encuentran sobre Nicaragua por lo que es difícil no pensar en el país.

“Este domingo es imposible no pensar en Nicaragua. El mundo entero tiene puesto los ojos en nuestro país a causa del ilegítimo evento que hoy allá se realiza. Hoy no es un día de victoria para nadie en Nicaragua. Hoy es un día más del doloroso camino de lágrimas y muerte que ha vivido nuestro país y que ha dejado tantas víctimas inocentes, a quienes no podemos ni queremos olvidar: las personas asesinadas por la represión, los exiliados que se han visto obligados a dejar el país y quienes han sido encerrados injustamente en la cárcel y son tratados con crueldad simplemente por querer un país mejor” dijo Báez en su homilía.

Lea Además: Población desinteresada en comicios electorales: “Ninguno de los candidatos propone nada interesante”

Asimismo el religioso agregó que “hoy parecen imponerse las oscuras ambiciones de poder de quienes han hecho añicos nuestro país y sus cínicos discursos con los que han intentado distorsionar la historia y ocultar la verdad. Sin embargo, hoy no termina la historia de Nicaragua. Hoy no es el final, sino el inicio de una etapa llena de retos y esperanzas, de luchas y compromisos, de unidad y de generosidad” enfatizó

Además recordó que el evangelio de este domingo no sólo ayuda a iluminar el futuro de la patria, sino que revela el poder de lo pequeño, el valor de lo que parece insignificante pero que, cuando lleva en sus entrañas mucho corazón y se hace con amor desinteresado, produce efectos sorprendentes. 

“Hay que apreciar y valorar lo pequeño, lo poco que podamos hacer y lo poco que vayamos logrando. Hay mucho qué hacer, pero no nos sintamos abrumados. Las “dos moneditas” de la viuda del evangelio de hoy son una gran inspiración. No hay que perder la esperanza. Es necesario mirar al futuro sin desanimarnos. La viuda del evangelio de hoy nos enseña que los pequeños gestos de generosidad y solidaridad no resuelven de inmediato las grandes crisis, pero van marcando el camino, indicando las posibilidades y sobre todo van nutriendo la esperanza” dijo Monseñor Báez.

Por otro lado, el religioso recordó que “lo que no podemos hacer es resignarnos a que un poder autoritario decida por toda la sociedad. Tampoco podemos olvidar a las víctimas, ni relegar a los pobres ignorando sus urgentes demandas sociales como el encarecimiento de la vida y el desempleo. Tampoco podemos simplemente pasar la página de la historia, ignorando la verdad y burlando la justicia”. 

Lea Además: “No son bienvenidos a Nicaragua”: Ortega cierra las puertas a la prensa extranjera

Por lo que recalcó que el futuro será exigente por lo que se necesita asumir la actitud de aquella viuda pobre que se decidió un día a dar lo poco que tenía, mostrando la auténtica libertad, la libertad interior, la que nace de un corazón sin ambiciones. No se necesitan personas perfectas, sino personas generosas. No se necesitan personas que hagan mucho ruido, sino personas que amen con sencillez y discreción.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ