Muere en cárcel de Tipitapa Santos Flores Castillo, quien acusó a Daniel Ortega de violar a su hermana de 15 años

"Exigimos al Ministerio de Gobernación y Sistema penitenciario, una investigación exhaustiva que informe las causas de la presunta muerte de Santos Sebastián dentro de la cárcel" demandó el CENIDH en su cuenta de twitter.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos CENIDH, informó que recibieron información que "Santos Sebastián Flores Castillo quien señaló públicamente a Daniel Ortega de violar a su hermanita de 15 años ha muerto en la cárcel La Modelo de Tipitapa dónde estuvo detenido desde el año 2013".  

Santos murió la mañana del lunes 8 de noviembre y tenía 52 años de edad. Era considerado uno de los primeros presos políticos de Daniel Ortega. Santos, fue torturado durante ocho años, estuvo en celdas de aislamiento en las frías celdas de la cárcel La Modelo, localizada en Tipitapa, al sur de Managua.

LEER MÁS: Régimen en OEA defiende su votación, pero Suiza, Países Bajos e Italia la desconocen

"Desde el CENIDH siempre estuvimos acompañando a la familia de Santos Sebastián  y denunciando los actos de tortura física y psicológica que le hicieron padecer durante todos estos años de encierro injusto" aseguro la institución defensora de Derechos Humanos. 

                                                  

El caso del señor Santos Castillo se encuentra ante la Comisión interamericana de derechos humanos, (CIDH) y se identifica con el número 2192-15 y tiene informe de admisibilidad firmada el 7 de septiembre del 2021, informó el CENIDH.

"Exigimos al Ministerio de Gobernación y Sistema penitenciario, una investigación exhaustiva que informe las causas de la presunta muerte de Santos Sebastián dentro de la cárcel" demandó el CENIDH en su cuenta de twitter.

Daniel Ortega había mantenido encarcelado a don Santos desde el año 2013, cuando fue acusado por el delito de violación por Lucila Narcisa Cortez García, quien era defensora pública del Poder Judicial y amiga de la jueza sandinista Gertrudis Gaitán, según denunciaron sus familiares ante medios de comunicación, a raíz del juicio en su contra. 

El abogado fue sentenciado a 15 años de cárcel en el año 2013, en el Juzgado Segundo de Distrito Especializado en Violencia de Managua, refirieron sus familiares en entrevistas brindadas a medios de comunicación de Estados Unidos, en ese entonces.

SEGUIR LEYENDO:  "Fraude" en Nicaragua es un riesgo para Latinoamérica, dice Laura Chinchilla

El caso que fue documentado por el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), luego que la familia de Flores Castillo alegara su inocencia y denunciara que estaba siendo acusado por un crimen que no cometió debido a que se atrevió a denunciar a Daniel Ortega, entonces ya en su segundo mandato, de haber abusado sexualmente de su hermana Elvia Junieth Flores Castillo, desde el año 2005, cuando ella tenía 15 años.

El 15 de diciembre de 2017, el CENIDH y la Organización  Mundial Contra la Tortura (OMCT)  enviaron una carta dirigida a María Amelia Coronel Kinloch, Ministra de Gobernación de Nicaragua con copia al Prefecto Julio Guillermo Orozco, Director General del Sistema Penitenciario Nacional, al  Alcaide Darling Morales Duarte, Director del Centro Penitenciario de Tipitapa y a  Gertrudis Gaitán Pavón, Juez Tercero de Distrito Penal de Ejecución de Sentencia y Vigilancia en Penitenciaria en la que reiteraban su preocupación por denegación de acceso al Sistema Penitenciario de Tipitapa “La Modelo” y por falta de acceso a un médico independiente a Santos Sebastián Flores Castillo.

“La OMCT ha recibido con grave preocupación informaciones de fuentes fidedignas acerca de la obstaculización de la realización de un examen médico exhaustivo e independiente que permita evaluar el estado físico y psicológico del Sr.  Santos Sebastián Flores Castillo, quien se encuentra privado de libertad en el Sistema Penitenciario de Tipitapa La Modelo desde el 17 de junio de 2013, cumpliendo una pena de quince años de prisión”, se puede leer en la carta a la vez que apuntan que La OMCT ya había expresado su preocupación en ocasiones anteriores a través de otras   cartas enviadas el 30 de noviembre de 2015 ,luego de haber recibido denuncias graves de malos tratos, aislamiento y restricción de visitas por parte de los familiares del Flores Castillo y otra comunicación escrita con feche del y el 29 de noviembre 2017.

Vilma Núñez de Escorcia, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), expuso ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CIDH) que Santos Sebastián Flores Castillo se encontraba encarcelado en la Galería 300, de máxima seguridad en donde le tenían completamente incomunicado y sometido a procedimientos disciplinarios excepcionalmente graves que pueden calificarse como tortura.

Flores Castillo había enviado una carta al CENIDH en la que relataba detalles de su detención y torturas de los que era objeto en la cárcel, mismo que calificaba como “una venganza” por el hecho de haber denunciado a Daniel Ortega, lo que fue conformado por su progenitora doña Elpidia Castillo y otros familiares ha huyeron hacia Estados Unidos para evitar represalias del Dictador. “Daniel Ortega me odia a muerte porque no estuve de acuerdo con la relación de pareja cuando el convirtió en su mujer a mi hermana Elvia Junieth, cuando ella tenía 15 años”, dice parte de la carta escrita por el ciudadano, quien responsabilizaba a Ortega por cualquier cosa que le sucediera en la prisión o en cualquier lugar del país.

Ortega ha sido denunciado por violación de menores de edad en tres ocasiones, al caso de Elvia Junieth Flores Castillo se suman las denuncias por la violación de Patricia Jeannette Ortega Prado en el año 2006, de quien abusada desde los 12 años de edad y quien ahora tiene 28 y el caso de Zoilamérica Ortega Murillo, su hijastra, que en 1998 lo denunció por haber abusado de ella desde que tenía 11 años, cargos de los que el dictador se libró gracias a juez leal que sentenció que este último  caso había proscrito , asimismo  los otros casos  tampoco prosperaron dado que Ortega el Poder Judicial y la Fiscalía de Nicaragua están a su servicio.

LEER MÁS: Guillermo Osorno de CCN desconoce triunfo de Daniel Ortega, pide repetir comicios y que libere a presos políticos

El régimen de Daniel Ortega y su mujer Rosario Murillo tienen 10 personas desde antes del contexto de abril y a más de 160  considerados como presos políticos por el Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticas en Nicaragua , mismos a quien la noche de ayer el dictador llamó  "hijos de perra" y a la vez  les declaró apátridas durante un discurso que brindó en la ciudad de Managua para celebrar junto a sus simpatizantes su “triunfo electoral”, mismo  que ha sido desconocido  por más de 38 países, por el secretario de  la Organización de Estados Americanos (OEA) y por un sinnúmero de organizaciones nicaragüenses opositoras dentro y fuera del territorio nacional por haber sido un proceso  viciado sin condiciones ni garantías mínimas de transparencia y el cual se realizó con 7 precandidatos presidenciales encarcelados para eliminar la competencia de la oposición.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ