Largas filas en Migración para solicitar pasaporte y abandonar Nicaragua

La falta de empleos e incertidumbre política que atraviesa Nicaragua está obligando a los ciudadanos, principalmente a los jóvenes a buscar empleos en otras naciones.
Imagen con fines ilustrativos
Cortesía

La delegación de Migración y Extranjería ubicada en el centro comercial Multicentro Las Américas, en Managua, amaneció abarrotada de ciudadanos, principalmente jóvenes que motivados por la falta de empleos llegan a tramitar su pasaporte para poder salir de Nicaragua.

Muchos de los jóvenes, prefieren aventurarse en otras tierras para encontrar un empleo y mejorar la calidad de vida de la familia, según comentan entre ellos al momento que hacen fila para poder ingresar a la delegación de Migración.

Lea: EEUU reitera "fronteras no están abiertas" mantienen deportaciones incluidos nicaragüenses, tras enfrentar proceso

Recientemente, el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, informó que al menos 95 mil nicaragüenses han abandonado Nicaragua desde enero a noviembre de este año. El principal destino de los migrantes es llegar a Estados Unidos y según las cifras de este organismo, los ciudadanos han huido de la represión y la persecución de parte de la dictadura contra los opositores.

La abogada Wendy Flores, del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, indicó en un informe que “el incremento de la represión (estatal) ha generado otra oleada de exilio, que incluye a más de 40 periodistas, así como excarcelados, activistas y defensores integrados en distintos espacios y organizaciones”.

“Esta nueva escalada ha provocado una nueva ola de exilio mayoritariamente hacia Costa Rica y Estados Unidos”, afirmó. Según las proyecciones basadas en las estadísticas oficiales de los principales países de destino, “en 2021 habrán migrado hacia EE.UU. 60.000 personas y 35.000 hacia Costa Rica”, precisó Flores en un reporte publicado por la Agencia de Noticias EFE.

Lea más: Opositores presos y sus familiares ayunan por su libertad en Nicaragua

La defensora de derechos humanos, exiliada en Costa Rica, dijo que se trata de “una cifra sin precedentes que revela la gravedad de la situación” en Nicaragua, un país de 6,5 millones de habitantes, “y del cambio de destino del flujo migratorio, que ahora se dirige hacia el norte, ruta marcada por la violencia y la inseguridad”.

El colectivo también detalló en su informe que la mayo parte de los nicaragüenses que han salido de nuestro país han sido profesionales que buscan un refugio temporal en otras tierras donde podrán trabajar y buscar la sobrevivencia de sus familias.

Buscan encontrar trabajo

Ante las largas filas de ciudadanos en las afueras de las delegaciones de Migración y Extranjería, un economista señaló bajo la condición de anonimato que “estas personas buscan en otras tierras, una oportunidad que Nicaragua les ha negado”.

Lea también: Presentan informe Dictadura y Represión en Nicaragua, documenta los crímenes de lesa humanidad

“Esta situación se ha complicado a raíz de las elecciones en Nicaragua. Muchas personas han perdido su empleo en el año y buscan salir para un país centroamericano donde seguramente tienen familia y poder encontrar un empleo que les permita sobrevivir”, puntualizó el economista.

El experto en finanzas agregó que es una lástima que la mano de obra profesional nicaragüense migre a otro país.

“Nos estamos quedando sin profesionales y esa mano de obra que hoy sale de nuestro país, tarde o temprano nos va a ser falta. Es lamentable que nuestros profesionales se instalen en otras naciones”, detalló.

Indicador significativo

Tiziano Breda, analista para Centroamérica de Crisis Group, considera como un indicador significativo la cantidad de nicaragüenses detenidos este año por las patrullas fronterizas de Estados Unidos, que anda por las 60 mil personas y podría llegar hasta 70 mil a diciembre del 2021.

Solo en julio de este año, 13.338 nicaragüenses fueron detenidos en la frontera de Estados Unidos, una cantidad 52 veces mayor a los nicaragüenses detenidos en octubre de 2020. “Este flujo no tiene precedente en la historia de Nicaragua”, dice Tiziano Breda en entrevista a Infobae.

Puede interesarle: Sandinistas amenazan con pintas en casa de la periodista Elba Ileana Molina, corresponsal de Canal 10 en Carazo

“Los nicaragüenses detenidos en julio en la frontera de Estados Unidos fueron más que los salvadoreños, que es una población que tiene una larga tradición (de migración a Estados Unidos)”, señala Breda.

Al mismo tiempo que los nicaragüenses emigran al norte, se incrementan las noticias de abusos sexuales, secuestros, robos y asaltos en su camino.

Para Breda, este tipo de casos no son nuevos en la frontera méxico-estadounidense. El secuestro extorsivo, los abusos sexuales, robos y asaltos han sido riesgos muy grandes para centroamericanos y haitianos. 

“Desgraciadamente para los nicaragüenses es novedad porque antes no se movían tantos”, y agrega que “las condiciones de las que huyen los nicaragüenses y la desesperación hacen que sea aceptable el riesgo que se corre, porque son igual o menor al riesgo que significaba quedarse en el país”.

“Eso es lo que sucede cuando no se reportan con los carteles”, explica El Tucán. “Cuando los agarra el cartel y dicen que vienen solos, el cartel no les cree, porque no se reportan y eso es el problema”, finalizó Breda.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ