Nicaragua rompe relaciones con Taiwán de forma sorpresiva y reconocen solo a China comunista

La dictadura de Nicaragua anunció que a partir de este momento deja sin efecto las relaciones con Taiwán.

Sorpresivamente la dictadura de Nicaragua rompió relaciones con Taiwán. El anuncio fue televisado y en su discurso, el canciller Dennis Moncada Colindres dijo que el dictador Daniel Ortega “reconoce que en el mundo existe una sola China”.

“El Gobierno de la República de Nicaragua declara que reconoce que en el Mundo solo existe una sola China. La República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwán es parte inalienable del territorio chino”, dijo Moncada en un breve discurso que duró no más de un minuto.

Lea: Observatorio denuncia alto reembolso a partidos por farsa electoral y robo de votos a Camino Cristiano

“El Gobierno de la República de Nicaragua rompe a partir de hoy las relaciones diplomáticas con Taiwán y deja de tener cualquier contacto o relación oficial”, añadió el canciller de Nicaragua.

Taiwán ha sido el país que más ha apoyado a la dictadura con diferentes proyectos sociales, entre ellos la construcción de casas para el pueblo, merienda escolar y mejoramiento viales.

Lea más: Oposición de Nicaragua cautelosa ante el plan de diálogo de la OEA

Taiwán también ha desempeñado un papel importante en el manejo de la pandemia, entregando mascarillas y otros insumos de bioseguridad para la prevención de la pandemia entre el personal sanitario nicaragüense.

La decisión de Ortega se da en medio del aislamiento de la comunidad internacional, tras las votaciones de 7 de noviembre en donde el mandatario obtuvo una nueva reelección para un período de cinco años más.

Durante los años de relación entre Taiwán y Nicaragua, el gobierno de Daniel Ortega obtuvo grandes sumas de dinero en concepto de cooperación internacional, aún en medio de la crisis de 2018 que dejó 355 muerto, razón por la cual se impusieron sanciones a la administración sandinista.

En noviembre, durante una reunión virtual entre el presidente Joe Biden y el mandatario chino Xi Jinping, el estadounidense reiteró el apoyo de Washington a la política de "una China", pero también dijo que "se opone firmemente a los esfuerzos unilaterales para cambiar el status quo o socavar la paz y la estabilidad en Taiwán”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ