Monseñor Báez: no hay que desanimarse ante quienes pretenden robarle el futuro al pueblo

Monseñor Báez también respondió a la vicedictadora Rosario Murillo, quien recientemente los llamó “alimañas”.
Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua.
Cortesía

Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, durante su homilía dominical llamó a los nicaragüenses a no desanimarse ante “quienes pretenden robarle el futuro al pueblo”.

El religioso celebró su eucaristía del cuarto domingo del tiempo de Adviento, temporada litúrgica en que la Iglesia Católica proclama las lecturas previas al nacimiento de Jesucristo, en la Iglesia santa Ágata, en Miami, desde donde lanzó la voz contra las violaciones a los derechos humanos cometidos por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Lea: Niños familiares de presos políticos realizan dibujos exigiendo su liberación

Las lecturas bíblicas de este domingo de la Iglesia Católica relatan el encuentro entre María e Isabel, siendo anunciada que María quedaba concebida por obra y gracia del Espíritu Santo.

“Nuestra sociedad está extenuada a causa de tanta agresividad y de tantas palabras odiosas que hieren y dividen. La gente llora en silencio por la crueldad a la que es sometida por quienes deberían velar por su bienestar. Sin embargo, no hay que desanimarse ante quienes pretenden robarle el futuro al pueblo”, respondió monseñor Báez a la dictadura, porque recientemente, Rosario Murillo, en su acostumbrada alocución a medios oficialistas los llamó “alimañas”.

Lea también: Nicaragua realiza la primera compra de vacunas contra la covid-19 aprobadas por la OMS

“El tiempo de la opresión y de la injusticia debe convertirse en el germen de una nueva sociedad y en el momento propicio para comenzar a construir la cultura del encuentro. Debemos comenzar ya a relacionarnos de tal manera que nadie sea descartado, ofendido o humillado, sino que todos sean necesarios, respetados y valorados. Quienes se sacrifican y luchan por construir una convivencia social más humana, respetuosa y justa, pueden estar seguros de que todos sus esfuerzos, por pequeños que parezcan, nunca se perderán y florecerán un día, pues Dios está de su parte. No hay que perder la esperanza”, continuó el religioso.

“Hay quienes necesitan escuchar palabras alegres”

Ante las palabras de odio, vertidas a diario por la vicedictadora Rosario Murillo, quien entre citas bíblicas ofende a sus adversarios políticos, contra los obispos, sacerdotes y líderes opositores en Nicaragua, monseñor Silvio Báez recordó que también “hay quienes necesitan escuchar palabras alegres”.

Lea más: Situación de los migrantes nicaragüenses es “muy difícil”, afirma ONG

“Con Jesús en el corazón podremos contagiar a todos del gozo de la cercanía de Dios, consolando a quien llora y fortaleciendo a quien está desanimado o caído. Hay mucha necesidad de alegría. Hay mucha gente que está sufriendo y espera nuestra solidaridad a través de gestos concretos de caridad para aliviar su penuria. Hay también muchas personas que necesitan escuchar palabras alegres y luminosas que les comuniquen consuelo y nuevos deseos de vivir. En las sociedades tristes y llenas de temor se hace necesaria una alegría serena que devuelva a todos la capacidad de soñar y comunique fuerzas para construir un futuro mejor”, finalizó el obispo auxiliar de los Managua, quien se encuentra en un exilio forzado debido a las amenazas del régimen.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ