Monseñor Báez insta a familias enseñar a sus hijos a respetar la dignidad y libertad

Monseñor Silvio Báez instó a las familias nicaragüenses a educar a los hijos en las relaciones que van más allá de la familia, con sabiduría y paciencia, para que aprendan a respetar “la dignidad y la libertad” de los demás y crezcan con libertad y responsabilidad.

“Las familias no pueden vivir encerradas en el muro de la propia casa. En la vida familiar hay que “despertar el sentimiento del mundo y de la sociedad como hogar”, a través de una educación que lleve a “habitar más allá de los límites de la propia casa”, dijo Báez

El líder religioso señaló que la familia debe educar en el arte de vivir en el mundo, que comienza con reconocer a las otras personas como dignas de respeto y de amabilidad, a las que siempre hay que escuchar, servir y ayudar. 

LEER MÁS: Cardenal Brenes aboga por exiliados y presos en Nicaragua

Báez hizo referencia al pasaje bíblico en (cf. Lc 2,41), cuando María y Jesus encontraron al niño Jesús en el templo en ocasión de la fiesta de pascua en Jerusalén.

“Se volvieron a Jerusalén en su busca y, después de tres días, finalmente lo encontraron en el Templo, sentado en medio de los maestros de Israel dialogando con ellos (Lc 2,46)”, expresó

Según Báez, esta situación enseña que en las familias siempre hay tensiones y conflictos familiares, pero la solución nunca debe ser la violencia, “ni el silencio amargo con el que le negamos la palabra al cónyuge o al hijo. La ofensa, la violencia y el silencio son dos extremos que siempre hay que evitar”

Agregó “María comienza diciendo: ¿por qué? Con esta sencilla expresión se tiende un puente, se le cede la palabra al otro para que explique sus razones. Así nace el verdadero diálogo de quien no busca ante todo acusar, condenar y ofender, sino que se esfuerza por comprender. Los problemas se resuelven hablando y escuchando, no gritando ni hiriendo con palabras”

SEGUIR LEYENDO: Monseñor Álvarez recuerda a víctimas de Covid, exiliados forzados y presos políticos en Navidad

En este sentido, Báez, dijo que es necesario pedir a Dios  bendiga a las familias para que sean siempre escuelas de libertad y de amor en donde se transmitan con el ejemplo los grandes valores humanos de la verdad, la compasión, la justicia y el bien. 

“Que con la gracia de Dios nuestras familias sean escuelas de fe cristiana, en donde se aprenda a confiar en la bondad de Dios, en donde los hijos se apasionen por el estilo de vida y el mensaje de Jesús y aprendan a comprometerse en la construcción de un mundo más digno, justo y amable para todos”, concluyó

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ