Analistas califican de "servilismo" de Ortega adjudicar a China bienes que Taiwán donó a Iglesia

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que todos los bienes de Taiwán serán traspasados a China a la cual reconoce el régimen cómo nación.

Luego que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo confiscaron a la Arquidiócesis de Managua bienes donados por Taiwán y se lo adjudicó a China, la socióloga Elvira Cuadra, considera que esta acción demuestra el “oportunismo político” de Ortega-Murillo.

“El mensaje está dirigido sobre todo a quedar bien con sus nuevos aliados, qué es la República popular de China y ellos esperan respaldo de los chinos en este nuevo momento; sobre todo respaldo económico y respaldo político frente al aislamiento que están viviendo y la difícil situación económica, así como al cierre de la fuente de financiamiento para Nicaragua” considera Cuadra.

LEER MÁS: Papa confirma a Monseñor Báez como obispo Auxiliar de Managua

Cuadra señaló que estas acciones revelan la tensión y el conflicto que existe entre la iglesia católica y Ortega-Murillo. Al mismo tiempo, la especialista no descarta que sea en represalia al nombramiento del Vaticano a Monseñor Silvio Báez, una de las voces críticas del prelado nicaragüense. 

“Revela la mezquina actitud que tienen estos Ortega-Murillo en relación a la iglesia entonces, es un acto en el que ellos están aprovechando para por un lado quedar bien con los chinos y en segundo lugar mostrar nuevamente su animadversión en contra de una de las instituciones más este creíbles e importantes de Nicaragua, es probable que también sea una especie de represalia al nombramiento de Monseñor Silvio Báez como obispo auxiliar de Managua, un nombramiento que fue renovado por el Papa Francisco y eso seguramente causa algún malestar pues entre los Ortega-Murillo”, manifestó

SEGUIR LEYENDO: Monseñor Báez insta a familias enseñar a sus hijos a respetar la dignidad y libertad

El analista político y ex diputado, Eliseo Núñez, considera que Daniel Ortega envió un mal mensaje a la comunidad internacional al impedir que la iglesia católica reclame la donación de Taiwán.

“Hay una cerrazón total, un atrincheramiento y la apuesta de Ortega por ponerse del lado de los Chinos y de los Rusos cree que suple cualquier otro tipo de presiones que pueda tener encima, es muy mala señal y adicional a esto es una señal muy clara al Vaticano y a la iglesia católica de que hay una guerra abierta en contra de ellos lo cual también tiene consecuencias”, expresó Núñez

Del mismo modo, el Mayor en retiro del Ejército de Nicaragua, Roberto Samcam, calificó las acciones de Ortega como “un matón de barrio” que con abuso de poder y “servilismo” pretende quedar bien con su “nuevo amo” China.

“No hay ninguna ley, ninguna ley qué autorice a hacer lo que estos salvajes hicieron, lo que hace es quedar como un matón, como delincuente, como un matón ante la comunidad internacional, ante la población nicaragüense porque ninguna ley le autoriza confiscar bienes de otro país y Taiwán pudo haber donado la sede diplomática a otro gobierno y a ver si hubieran hecho lo mismo”, dijo Samcam a 100%Noticias

Samcam descartó que la República Popular de China esté interesada en las instalaciones de Taiwán, por cual reiteró que es un acto de “matón de barrio”.

LEER MÁS: Álvarez: "Niño de Belén permite que los encarcelados por razones políticas puedan volver a sus hogares"

“Ni siquiera los chinos están interesados en qué hace con esa propiedad, eso se la van a quedar ellos. China va a construir su propia embajada y no hacer una casa eso va a ser un monstruo de edificio evidentemente que van a competir con los rusos y con Estados Unidos. Esto es un acto para amenazar a la iglesia católica a la Conferencia Episcopal, me parece una gran estupidez característico de Ortega que está desesperado por la situación en la que se encuentra por el desconocimiento total” dijo

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ