Daniel Ortega y Rosario Murillo toman posesión "borrón y cuentas nuevas" dice dictador

“Y nuestra meta es darle continuidad a la buena marcha que traíamos hasta abril del (2018). Eso, borrón y cuenta nueva, y vamos a adelante queridos hermanos nicaragüenses”, afirmó Daniel Ortega durante su discurso.

Entre presidentes comunistas y dos expresidentes prófugos de la justicia salvadoreña como testigos, Ortega se juramenta nuevamente como presidente de Nicaragua para su quinto mandato criticando fuertemente las sanciones internacionales de la Unión Europea a familiares y funcionarios. 

Brenda Rocha, presidenta del Consejo Supremo Electoral (CSE) entregó credenciales al dictador Daniel Ortega como presidente y Rosario Murillo como vicepresidenta este 10 de enero en Managua.  

Horas antes de la ceremonia de juramentación Rocha fue sancionada por la Unión Europea junto a los funcionarios Cairo Amador, Lumberto Campbell, Nahíma Díaz, Luis Ángel Montenegro y los hijos de la pareja presidencial Camila y Laureano Ortega Murillo. 

Aunque Daniel Ortega insistió que las sanciones internacionales son “condecoraciones”, abogó el cese de estas en Nicaragua y también impuestas contra las naciones de Venezuela y Cuba. 

“Brenda hoy fue condecorada, se las presentó”, dijo Daniel a Ortega al presidente venezolano Nicolás Maduro y al mandatario del régimen cubano, Miguel Díaz Canel. 

Además de los homólogos de Venezuela, Cuba participaron en el acto central los expresidentes de El Salvador Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, ambos prófugos de la justicia salvadoreña y nacionalizados como nicaragüenses. 

También el expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández a quien Daniel Ortega resaltó su compañía. “Se quiere coraje para estar presente en Nicaragua”.

En medio del discurso presidencial y de atornillarse cinco años más en el poder, Ortega intentó verse respaldado y aprovechó para nuevamente cobrar a Estados Unidos por el fallo de la Corte Internacional de Justicia  que ordenó a esa nación una indemnización por financiar la guerra contra la revolución sandinista de los años 80 y resaltó que en horas tempranas suscribió varios tratados con el régimen totalitario de la República popular de China para proyectos futuros en salud, educación y vivienda.

Daniel Ortega: borrón y cuentas nuevas 

Daniel Ortega habló de "borrón y cuentas nuevas" sobre la represión del año 2018, sin mencionar si liberara a los presos políticos, cuyas cuentas se las hace manteniéndolos en el Chipote y cárceles del sistema penitenciario.

“Y nuestra meta es darle continuidad a la buena marcha que traíamos hasta abril del 2018. Eso, borrón y cuenta nueva, y vamos a adelante queridos hermanos nicaragüenses”, afirmó Daniel Ortega durante su discurso.

Ortega señala el borrón y cuentas nuevas en una Nicaragua donde la represión estatal dejó a más de 355 muertos en el año 2018, provocó más de 2 mil heridos, 200 mil exiliados y mantienen 170 presos políticos. 

Y para justificar la represión en Nicaragua y el encarcelamiento de presos políticos aseguró que los procesados por la toma del Capitolio en Estados Unidos "son 700 presos políticos, qué esperan para ponerlos en libertad, ahí están duros contra ellos. Ah mientras por otro lado lanzan actividades terroristas, las organizan"  acusó el dictador. 

"Y como habrían reaccionado los yanquis si se les dieran actos de terrorismo como los que enfrentamos en el 2018, para ellos no eran actos de terrorismo, para ellos son ciudadanos que asesinaron a más de 40 policías y a más de un centenar, casi 2 centenares de ciudadanos y que tuvieron paralizado el país durante varios meses.. Para ellos eso no es terrorismo por qué, porque ellos lo organizan el terrorismo. cuando ellos lo organizan, no hay terrorismo mas bien es lucha por la democracia, por los derechos humanos" cuestionó Ortega falseando los hechos y sin mencionar que su régimen provocó más de 355 muertos que dejó la represión.

Por su parte Rosario Murillo en sus primeras impresiones como vicepresidenta por segundo período consecutivo criticó a la oposición que se manifestó en 2018.

Murillo y su farsa narrativa

Asimismo, la segunda mandataria cuestionó a la clase empresarial nicaragüense aceptando que en alianza lograron intereses comunes.

“En el modelo de alianza ellos ganaban y aportaban algo al crecimiento que teníamos, pero ahí es donde vino la debacle. Es el egoísmo, la codicia humana y el intento de regresarnos a un pasado funesto, un pasado nefasto y el intento de matar a todos”, añadió Murillo. “La conciencia del pueblo se impuso”.

                                                       

Ortega y murillo arrancan su nuevo mandato con raquíticos aliados y fuertes críticas nacional e internacionalmente.

“Hoy es un día triste para la democracia latinoamericana. Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo toman posesión de un nuevo período de gobierno de manera ilegítima y con las manos manchadas de sangre”, escribió el politólogo panameño Daniel Zovatto.

“Daniel Ortega, el represor de Centroamérica, sigue en el poder de Nicaragua. Hoy fue el sainete de su investidura. Y acudieron sus amigos”, escribió el periodista ecuatoriano, Jean Cano en su cuenta de Twitter.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ