Noticias NicaraguaNacionalesRolando Álvarez llama a nicaragüenses a no ceder ante el odio y la venganza

Rolando Álvarez llama a nicaragüenses a no ceder ante el odio y la venganza

El obispo señaló que los creyentes deben combatir estas tentaciones con el poder de la oración y el amor

Monseñor Rolando Álvarez expresó que hay cuatro tentaciones que atacan a los nicaragüenses, primero el odio, la desesperanza, el miedo y la venganza, por eso llamó a los creyentes a no ceder ante estas tentaciones que destruyen al ser humano.

“Una vez más, vuelvo e insisto tres son las tentaciones que atacan a los nicaragüenses: el odio, la desesperanza y el miedo; el odio autodestruye, la desesperanza auto sepulta y el miedo paraliza, son tres armas demoníacas, no cedamos ante esto”, dijo Álvarez

LEER MÁS: SOS Nicaragua: 18 presos políticos adultos mayores, complicados de salud

El obispo señaló que los creyentes deben combatir estas tentaciones con el poder de la oración y el amor “ante el odio el amor, ante la desesperanza la esperanza, ante el miedo la libertad interior. La esperanza que inquieta para orar y actuar en favor del bien y ante el miedo la libertad interior porque para ser libres nos liberó Cristo”

Asimismo, el prelado señaló que la cuarta tentación de los nicaragüenses es la venganza, por eso insistió en la importancia de orar y perdonar a nuestros enemigos “la verdadera libertad tiene en la paciencia de esperar. Sin embargo, hoy debo aumentar una cuarta tentación, la venganza que amarga y vuelve la vida un infierno, quién vive en la venganza vive un infierno su propio infierno ante la venganza del perdón; perdonemos las culpas cometidas por los demás contra nosotros”

Álvarez dijo que el perdón no surge del hombre de manera espontánea y natural porque en ciertas ocasiones puede resultar, incluso heroico; por ello preguntó ¿Si estuviera en nuestras manos la vida, el destino y el futuro de un adversario o de alguien que me ha declarado como su enemigo, ¿qué haríamos?

SEGUIR LEYENDO: Madre relata muerte de sus dos hijas menores de edad, una por femicidio y otra por rara enfermedad

“Si tu respuesta es cualquiera de esas cuatro tentaciones deberías cuestionar la vivencia de tu cristianismo, te corre el riesgo de hacer del cristianismo una caricatura, tu propia caricatura, el amor, la esperanza, la libertad y el perdón nos trae la verdadera paz no la de los cementerios, no, la paz interior la que viene de Cristo esa paz no termina en una paz auténtica, duradera, inquebrantable, invencible porqué Cristo es nuestra paz”, manifestó

Al concluir su homilía, el religioso retomó las palabras de San Agustín, pues considera que ese es el camino de la verdadera liberación. 

“Corregir a los indisciplinados, confortar a los pusilánimes, contener y sostener a los débiles, guardarse de los insidiosos, instruir al que no sabe estimular a los indolentes, aplacar a los pendencieros, moderar a los ambiciosos, animar a los desalentados, apaciguar a los contendientes, ayudar a los pobres, liberar a los oprimidos, mostrar aprobación a los buenos, tolerar a los malos y amar a todos”, finalizó 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ