"Esto no es humano", dice de Ucrania cardenal que vivió la guerra en Nicaragua

Managua, 27 feb (EFE).- El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, testigo de los conflictos armados en su país, afirmó este domingo que quienes han vivido una guerra saben que “esto no es humano”, en referencia a la invasión de Rusia en Ucrania.

“Los que de una u otra forma hemos vivido guerra, violencia, decimos: esto no es humano, y nadie quiere eso, pero desgraciadamente el demonio siempre va a meter su cuchara, va a meter ahí la cizaña, para crear tensiones, para que haya violencia”, dijo el purpurado en su homilía dominical, celebrada en la Catedral Metropolitana de Managua.

Brenes hizo referencia a la situación de Ucrania previo a una oración dedicada a ese país, que enfrenta una invasión rusa, por petición del papa Francisco, según afirmó.

El cardenal recordó que vivió “de manera personal” la guerra de 1979 en Nicaragua, que llevó al derrocamiento del dictador Anastasio Somoza Debayle ese año, así como los remanentes del conflicto armado entre la Contra y el gobierno sandinista entre 1991 y 1993.

En la década de 1980, como ahora, Nicaragua era aliada de Rusia y recibía su apoyo militar, mientras que los rebeldes, conocidos como Contras, eran apoyados por Estados Unidos.

Al inicio de esta semana, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien volvió al poder en 2007 tras ser jefe de Estado en los años 80, brindó su apoyo a su par ruso Vladímir Putin luego de que este reconoció a los territorios de Donetsk y Lugansk como repúblicas independientes, antes de ordenar el ataque contra Ucrania.

“Sabemos que la guerra no construye nada, deja odio, deja rencores, lo hemos vivido nosotros en Nicaragua, la guerra no ha traído paz, ha traído más odio, ha traído más confrontación, ha traído muchos resentimientos”, resaltó el cardenal. 

Nicaragua vive un conflicto sociopolítico desde 2018, cuando estallaron manifestaciones contra el Gobierno de Ortega, que ha dejado más de tres centenares de muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y ha hecho huir a centenares de miles de personas del país. 

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, puso este domingo en alerta sus fuerzas nucleares ante la creciente oposición internacional a su invasión militar de Ucrania, mientras Kiev comunicó que acepta negociar con Rusia "sin claudicar".
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ