Noticias NicaraguaNacionalesBáez: “Ninguna noche es para siempre, ni la noche de la guerra, ni la noche de los poderes opresores”

Báez: “Ninguna noche es para siempre, ni la noche de la guerra, ni la noche de los poderes opresores”

En el Domingo de Gloria, Monseñor Silvio Báez manifestó que Cristo Resucitado se hace presente en la noche, iluminando la oscuridad y venciendo las tinieblas, por ello, invitó a los fieles a tener la actitud de María Magdalena, que no se resigna a sepultar el amor, no se queda paralizada por el temor y la desesperanza.

En reflexión en el pasaje bíblico en Jn 20:1, Báez expresó que María Magdalena se encamina antes del amanecer, en medio de la oscuridad al lugar donde habían colocado el cuerpo de Jesús. 

“Jesús Resucitado nos acompaña en el camino de la vida hasta el final de los tiempos. La muerte se había manifestado con toda su fuerza arrebatando al Maestro. Sin embargo, María Magdalena, no se resigna a sepultar el amor, se dirige al sepulcro para rendir un último homenaje al Maestro (...) Cristo Resucitado se hace presente en la noche, iluminando la oscuridad y venciendo las tinieblas. La experiencia de María Magdalena nos enseña que es posible caminar por la noche. A tientas y quizás con miedo, pero es posible”. 

LEER MÁS: Monseñor Báez: la pasión de Jesús por la verdad y la justicia vencerán a la muerte

Agrega “María no se resigna, no se queda paralizada por el temor y la desesperanza, sino que, sostenida por su amor a Jesús, busca en la noche. Dios hace surgir la vida, hace resplandecer la luz y nos comunica una fuerza inesperada”.

Según el líder religioso, Cristo Resucitado viene a nosotros en las noches de la vida, porque ninguna noche es para siempre.

“Ni la noche del pecado, del fracaso y del miedo; ni la noche de la desilusión y del cansancio. Tampoco las noches de los pueblos son para siempre. Ni la noche de la guerra, ni la noche de los poderes opresores, ni la noche del dolor de las víctimas, ni la noche del cansancio en la lucha. Ninguna noche es para siempre”, continuó

En este sentido, Báez recuerda que en Cristo la luz del amor y de la vida brilla en la noche, iluminándonos en la oscuridad “Cristo ha resucitado y quiere iluminar nuestras noches, que a veces son largas y dolorosas. No nos dejemos paralizar por la oscuridad, no dejemos de buscar y esperar. El Señor Resucitado está de nuestra parte, asegurándonos que su victoria sobre el mal, el pecado y la muerte, es también nuestra victoria”.

También señaló que cuando María Magdalena llega al sepulcro, el cuerpo del Señor ha sido robado. Sin embargo, una cosa le queda clara “aún las piedras más pesadas pueden ser removidas”. 

Báez recalcó que cuando nos dejamos invadir por el amor, las grandes piedras, que sepultan la esperanza y ahogan el amor, son removidas.

“Dios quita las piedras más duras contra las que se estrellan las esperanzas y las expectativas: la muerte, el pecado, el miedo. Cuando se afianza en nosotros la idea de que todo va mal, de que es inútil seguir adelante, vamos cayendo, sin darnos cuenta, en eso que el Papa Francisco llama “la psicología del sepulcro”. Sí, hay piedras enormes que parecen impedirnos vivir y cambiar la historia, pero hoy sabemos que la piedra del sepulcro de Jesús fue removida”.

SEGUIR LEYENDO: Policía saquea casa del músico detenido Josué Monroy

También llamó a los creyentes a no dar lugar a las rivalidades y arribismos que destruyen “Ya hemos sufrido mucho a causa de egoísmos estériles y confrontaciones inútiles que han hecho de la convivencia social una grotesca competencia. Necesitamos personas y grupos que corran sin ponerse zancadillas ni descalificarse unos a otros. No hay que correr para llegar primero y acaparar aplausos y privilegios, sino para construir entre todos una convivencia nueva basada en la fraternidad, la paz y la justicia”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ