Noticias NicaraguaNacionalesMonseñor Álvarez: Nicaragua necesita la paz, pero no de los sepulcros

Monseñor Álvarez: Nicaragua necesita la paz, pero no de los sepulcros

Una vez más, el prelado salió en defensa de la Iglesia y de los nicaragüenses, recordando que Nicaragua vive momentos difíciles y que necesita tener paz.
Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa.
Cortesía

Monseñor Rolando Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa, durante su mensaje central de la misa del segundo domingo de Pascua, aprovechando la fiesta de la “Divina Misericordia” hizo un llamado a la paz entre las naciones y entre los hombres.

Una vez más, el prelado salió en defensa de la Iglesia y de los nicaragüenses, recordando que Nicaragua vive momentos difíciles y que necesita tener paz. 

Lea: Régimen retira credenciales de sus representantes en OEA y cierra oficinas de organismo en Nicaragua

“Nicaragua necesita de la paz, la paz no de los sepulcros, la paz que no es simple ausencia de guerra, sino la verdadera, la de los vivos, la de los hombres y mujeres libres, la paz fruto de la justicia y libertad”, expresó monseñor Rolando Álvarez.

El prelado explicó que en Nicaragua se necesita “la paz donde impere la ley al servicio del hombre y no el hombre al servicio de la ley”, en alusión a los juicios contra los presos políticos, quienes han sido condenados aun habiendo inconsistencias y falta de pruebas.

El jerarca, quien se ha ganado el cariño de los nicaragüenses, lamentó el manoseo a las leyes y recordó que para vivir en una verdadera paz, se necesita “una ley ética y moral que no sea manipulada ni manoseada por nadie”, expresó.

“Una ley humana y humanista, la paz que sea producto de la institucionalidad del país, la paz incluyente, la paz de la no exclusión, la paz donde todos nos sintamos respetado, la paz donde todos puedan expresarse libremente, sin miedo, ni traumas”, continuó.

Lea más: Las “víctimas de abril” piden a OEA que acabe con la “impunidad” en Nicaragua

Monseñor Álvarez reprochó que muchos poderosos impongan una falsa paz a base de represión que atenta contra los derechos humanos.

Para el prelado, en Nicaragua se necesita “la paz donde nos miremos como una familia, una familia nicaragüense, sin ideas preconcebidas, prefabricadas o extrañas a nuestra idiosincrasia en donde desde nuestras limitaciones todos seamos servidores unos de otros, en dónde con esfuerzos todos podamos salir de nuestras pobrezas”, exhortó.

Lamenta migración

El religioso aprovechó la oportunidad para lamentar el éxodo de los nicaragüenses, quienes a diario huyen del país en busca de una mejor oportunidad que su patria no les ha podido ofrecer por la situación sociopolítica que enfrenta Nicaragua.

“Desde nuestros recursos humanos, nuestra inteligencia, nuestros recursos naturales, la paz que detenga este flujo sangrante de migración”, expresó.

Lea también: Báez: no nos acostumbremos a la falsa paz y normalidad que imponen poderosos

“En definitiva, una paz nicaragüense en donde nos encontremos y nos miremos a los ojos sin tenernos miedo, sin humillarnos, sin sentirnos extraños y comunicándonos todos lo más serio de nuestras vidas y nuestra existencia”, expresó.

Desde el 2018, la iglesia Católica en Nicaragua ha sido atacada por los dictadores Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes habitualmente lanzan ofensas y calumnias contra sacerdotes y obispos por jugar un papel importante en la defensa de los Derechos Humanos de los Nicaragüenses y por alzar la voz contra los presos políticos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ