Noticias NicaraguaNacionalesMonseñor Rolando Álvarez denuncia que oficiales gritaron ofensas a sacerdotes

Monseñor Rolando Álvarez denuncia que oficiales gritaron ofensas a sacerdotes

Uno de los sacerdotes a quien ofendieron es Pablo Villafranca, canciller de la Arquidiócesis de Managua, a quien llamaron “hijo de p…”, denunció el religioso.
Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa.
Captura de pantalla

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la diócesis de Estelí, durante su eucaristía dominical celebrada en la iglesia Santo Cristo de Esquipulas, en Las Colinas, en donde permanece refugiado en Managua, denunció que los agentes policiales cargaron con ofensas contra los sacerdotes que intentaron llegar al templo para asistirlo durante la celebración litúrgica.

Lea: Conferencia Episcopal expresa “cercanía” con monseñor Rolando Álvarez y evita interpelar a la Policía

Uno de los sacerdotes a quien ofendieron es Pablo Villafranca, canciller de la Arquidiócesis de Managua, a quienes los agentes de la sancionada institución le negaron el acceso a la parroquia, situación por la cual el prelado tuvo que celebrar la misa sin presencia de fieles.

“Amadísimos hermanos y hermanas, como ustedes podrán haber visto en estos días, el centro parroquial de Santo Cristo de Esquipulas, ubicado en Las Colinas, desde donde estamos celebrando la eucaristía y desde donde me encuentro en esta jornada de ayuno y oración, durante las santas misas, y durante todo el tiempo se ha encontrado vacío, sin presencia física de fieles, porque la Policía no permite la entrada y tiene totalmente acordonado el templo”, expresó el obispo durante su mensaje durante la misa que fue transmitida por redes sociales.

Lea más: Policía intenta detener al padre Harving Padilla

“Pero también han visto que hoy ningún sacerdote me acompaña, porque dos hermanos que venían a concelebrar conmigo han sido rechazados impidiéndoseles el paso, con malacrianza, incluso con groserías. El padre Yedris Calero, rector del Seminario Menor de la Arquidiócesis, y el padre Pablo Antonio Villafranca, párroco de Nuestro Señor de Veracruz, a quién además le dijeron una ofensa contra él y su mamá, con esa palabra tan fea”, denunció Álvarez, quien luce sereno tras el cuarto día de asedio policial.

Actitud no abona a armonía

Durante su mensaje, monseñor Rolando lamentó el hostigamiento de los policías y afirmó que esa actitud “no abona a la armonía” del país.

“Este tipo de actitud de violencia e insultos no abona en nada a la armonía y al diálogo, sino que más bien se tensiona más la situación política y social que vivimos los nicaragüenses”, dijo.

Desde la noche del jueves, monseñor Rolando Álvarez se refugió en la iglesia Santo Cristo de Esquipulas, después que agentes policiales lo pasaran asediando todo el día y en horas de la once, cuando se encontraba en la casa de sus padres, los oficiales ingresaron a la vivienda, poniendo en peligro la seguridad de su familia, denunció.

Lea también: Monseñor Silvio Báez: “no tememos a quienes amenazan con cárcel, exilio o muerte”

Este domingo, el padre Harving Padilla, párroco de la iglesia San Juan Bautista, en Masaya, denunció que los agentes de la policía intentaron detenerlo cuando abrió el portón para entregar a sus familiares a un monaguillo que había quedado dentro del templo.

El padre Harving dijo que deja “en manos de Dios” lo que le pueda pasar y pidió al pueblo oraciones para poder superar estas pruebas que Dios les está poniendo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ