Noticias NicaraguaNacionalesMonseñor Rolando Álvarez: los nicaragüenses deben de crecer en la cultura de la verdad

Monseñor Rolando Álvarez: los nicaragüenses deben de crecer en la cultura de la verdad

Monseñor Rolando Álvarez de la diócesis de Matagalpa en su homilía hizo referencia al y tema de la verdad y señaló que nadie es dueño de la verdad absoluta, además agregó que los nicaragüenses deben de crecer en la cultura del respeto, el perdón y la verdad y buscar los caminos de concordia, fraternidad y de entendimiento.

Lea Más: Báez: "La fe en el Dios que es amor nos impide ejercer el poder en forma totalitaria"

“Los nicaragüenses así debemos crecer en la cultura del respeto, del perdón, debemos hacerlo también en la cultura de la verdad, para buscar caminos de concordia, de fraternidad, de entendimiento, de reencuentro, sólo depositando cada uno nuestra porción de la verdad y reconociendo que nadie es dueño de la verdad absoluta podremos vernos caminando juntos, senderos comunes que indudablemente ayudan para el bien común en una patria donde todos alcanzamos, una patria que es de todos sin exclusión ni exclusividad es esto es posible” dijo el religioso en su homilía.

                                               

De igual manera Monseñor Álvarez explicó el verdadero concepto de la verdad y manifestó que sin confianza recíproca los hombres no podrían vivir juntos.

“La verdad tiene por nombre veracidad o sinceridad o franqueza, evitando la duplicidad, la simulación y la hipocresía, la verdad tiene que decirse con claridad y con caridad y a veces nos exige callar para esperar el momento justo, conveniente y oportuno para que el otro la acepté con serenidad, los hombres no podrían vivir juntos si no tuvieran confianza recíproca es decir si no sé manifestarse la verdad, la virtud de la veracidad da justamente al prójimo lo que es debido observan justo medio entre lo que debe ser expresado y el secreto que debe ser guardado implica la honradez y la discreción” explicó Monseñor.

LEER MÁS: Medardo Mairena permanece en celda de castigo y sin acceso al sol, tiene problemas en una rodilla

Asimismo, recordó a la congregación que el discípulo de Cristo acepta vivir en la verdad es decir en la simplicidad de una vida conforme el señor y señaló que si se acepta la santidad de Dios es aceptar el carácter exigente de la verdad de él, y pidió a los nicaragüenses a vivir en la verdad.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ