Noticias NicaraguaNacionalesRenuncia el abogado de monseñor Urbina y ¿por qué Boaco no le cree a madre de niña?

Renuncia el abogado de monseñor Urbina y ¿por qué Boaco no le cree a madre de niña?

En la audiencia el Ministerio Público exhibió a la madre de la menor Blanca Rosa Sequeira Mendoza, quien pidió al pueblo de Boaco que la apoye. Al respecto, algunas abogadas consideran que la petición de la madre de la supuesta víctima se debe a que el caso carece de credibilidad por lo cual tienen que recurrir al “show mediático”
abogado harry valle
Abogado Harry Valle y Blanca Sequeira Mendoza.
100% Noticias

Tras la audiencia inicial contra Monseñor José Leonardo Urbina acusado de supuesta violación a una menor de 12 de años, el abogado Harry Valle, quien simuló “defender” al imputado renunció al cargo, informó el abogado Yader Morazán. 

100%Noticias reportó que Valle es un reconocido fanático sandinista que desde sus redes sociales publica adulaciones al dictador Daniel Ortega.

Durante la audiencia, Valle se dedicó a lanzar halagos al “sistema de justicia” aduciendo que el Ministerio Público respeta supuestamente los derechos y garantías del religioso.

“El honorable Ministerio Público con sus actuaciones están regidas dentro del marco de la ley, se están respetando los derechos y garantías que tiene mi representado, se está respetando el principio de legalidad del debido proceso y el derecho fundamental que es el derecho a la defensa por lo que existe confianza plena en el poder judicial ya que es la institución más importante que garantiza la paz, la justicia, la seguridad jurídica y el estado de derecho en nuestro país”, dijo Valle.

Al respecto, el activista y abogado Yader Morazán manifestó que Harry Valle solo llegó a hacer “fraude procesal” al simular la defensa de monseñor Leonardo Urbina

“Después de la audiencia renunció al cargo. Es el segundo abogado que hace lo mismo después de la defensora pública asignada por la jueza en la 1era audiencia”, indicó.

El litigante señaló que Valle incurrió en el delito de patrocinio infiel (art. 466 CP), que consiste en “simular o engañar para perjudicar deliberadamente los intereses que te han confiado, dirigido a impedir la verdadera administración de la justicia en un proceso judicial en beneficio propio o de un tercero”.

LEER MÁS: Padre de Boaco: Monseñor José Leonardo Urbina "culpable por ser sacerdote", "estamos en indefensión"

La ley castiga este delito con una multa de trescientos a seiscientos días e inhabilitación especial de dos a seis años para desempeñar el ejercicio de la abogacía. “¡Claro, en un país normal!”, señaló Morazán.

De igual forma, la abogada Yonarqui Martínez asegura que la “defensa” de Monseñor llegó a congraciarse con el Poder Judicial para tener algún beneficio “no me extrañó mirar un abogado echando tantas flores al procedimiento que nosotros como abogados conocemos lo que es el Poder Judicial, hemos sido testigos de barbaridades, no me va a venir a decir un abogado que poder judicial actúa de manera imparcial”.

¿Por qué Boaco no le cree a la madre de la niña?

En la audiencia el Ministerio Público exhibió a la madre de la menor Blanca Rosa Sequeira Mendoza, quien pidió al pueblo de Boaco que la apoye. Al respecto, algunas abogadas consideran que la petición de la madre de la supuesta víctima se debe a que el caso carece de credibilidad por lo cual tienen que recurrir al “show mediático”.

“Se les olvidó lo que dice la Ley 779, en cuanto a la privacidad de este tipo de caso sobre no exponer a la víctima, creo que más que hacer justicia se está tratando de hacer un show mediático novelístico poco creíble ¿qué podés esperar de la Policía Nacional? cuando durante el 2018 hasta acá ha estado acuerpado mentiras y falso testimonio ¿qué podemos esperar de los jueces que han estado dando veredictos y sentencias de acuerdo a falso testimonio?”, expresó la abogada y defensora de derechos humanos, Yonarqui Martínez.  

Respecto a la demanda de la madre de la supuesta víctima que pidió justicia y el apoyo del pueblo de Boaco, Martínez dijo que la justicia está lejos de llegar porque el acusado fue sustraído de su juez natural. 

“La justicia no es estar pegando cuatro gritos para que te estén grabando, la justicia va más allá de un teatro, la justicia está plasmada pero lamentablemente desde el momento que se sustrae de un juez natural al sacerdote y no se hace en un juzgado de familia departamental desde ese momento se hace un todo un circo mediático (...) el verdadero interés del Estado no es hacer justicia sino dañar la imagen de una institución y culpar probablemente a una persona sin garantizar sus derechos”.

SEGUIR LEYENDO: Monseñor Urbina denunció por hurto a hijo de abuela de niña que hoy lo acusa de violación de la menor

También la abogada Martha Patricia Molina reiteró que a todas luces el caso es un montaje “lo que observamos no es un juicio sino un montaje a todas luces porque si analizamos cada parte y etapa del proceso nos dará como resultado la misma conclusión. (...) El Instituto de Medicina Legal ha sido señalado de ser cómplice de la masacre perpetrada en Nicaragua ¿qué podemos esperar de una institución que debería ser profesional e independiente? si es la misma que elimina todas las evidencias de los crímenes elaborados por la dictadura”.

Como segundo punto, la litigante señala que la madre de la víctima “implora” el apoyo del pueblo de Boaco lo que demuestra que el montaje no ha logrado hacer el efecto que ellos esperaban. 

“Implora al pueblo de Boaco que le dé su apoyo a ella, pero el pueblo en general a quién está apoyando es a Monseñor José Leonardo Urbina porque las ovejas conocen a su voz, si esas ovejas tendrían la certeza de que el pastor fue entonces serían los primeros en reprocharle y pronunciarse en este caso creo que el sandinismo va a tener que organizar nuevamente a las turbas para que hagan montaje en Boaco diciendo que son el pueblo y apoyan a la supuesta víctima”.

La juez a cargo admitió la acusación y remitió el caso a juicio oral y público.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ