Noticias NicaraguaNacionalesMonseñor Báez denuncia "la humillación de sacerdotes acusados con odio y modo irregular"

Monseñor Báez denuncia "la humillación de sacerdotes acusados con odio y modo irregular"

Monseñor Báez aseguró que, a nivel social, la mayor contribución que los cristianos pueden ofrecer es la oración
monseñor silvio baez nicaragua
Monseñor Silvio Báez.
Cortesía

Monseñor Silvio Báez llamó a los creyentes a brindar una mayor contribución a la sociedad a través de la oración. Al mismo tiempo, denunció la zozobra de una Iglesia perseguida y la humillación de sacerdotes acusados con odio y de modo irregular.

Al mismo tiempo, Monseñor expresó que en la oración los creyentes pueden pedir por el “dolor social” que viven los nicaragüenses. También aprovechó para denunciar la humillación a los sacerdotes con acusaciones de odio.

“Al orar acogemos en nuestro corazón también el dolor social: el drama de los pobres, el sufrimiento de los presos políticos y de los exiliados, la zozobra de una Iglesia perseguida y la humillación de sacerdotes acusados con odio y en modo irregular”.

Agrega “De todos estos sufrimientos, no basta hablar, también hay que convertirlos en oración para hacerlos llegar hasta Dios, en forma de súplica humilde, de pregunta indignada o de lágrima silenciosa. Ciertamente que “no basta rezar”, pero para un cristiano es verdad también que “no basta hablar y actuar”. 

 Báez instó a los creyentes a dedicar tiempo a Dios en la oración y pedir con confianza “En los momentos de oscuridad y de sufrimiento, no hay que hundirse en la soledad. Cuando Dios parece callar, en realidad nos está hablando de otra manera. Ni en la oscuridad más densa, Dios está lejano. Debemos aprender de Jesús a llamar a nuestro Padre Dios, gritando con confianza desde las contradicciones, los conflictos y los problemas de la vida”.

Oración decisiva

En su homilía, Báez dijo que la oración es decisiva, principalmente cuando te acercas a Dios como un hijo “lo decisivo en la oración es vivir como hijos una relación amorosa con nuestro Padre del cielo. La primera y más grande enseñanza que Jesús nos da sobre la oración es que nos relacionemos con Dios con seguridad y confianza de hijos, sin ningún temor, abandonándonos con gozo en sus manos de Padre”.

En este sentido, el líder religioso manifestó que la oración de los creyentes es capaz de cambiar los rumbos de la sociedad. “La oración no es un simple acto de piedad, ni un rito para invocar soluciones mágicas, evadiendo nuestro compromiso en la vida. Al contrario, al orar tomamos mayor conciencia de nuestras responsabilidades. Hacemos oración no para cruzarnos de brazos, sino para permitir que la fuerza de Dios ilumine nuestro corazón”, expresó.

Báez aseguró que, a nivel social, la mayor contribución que los cristianos pueden ofrecer es la oración. “La historia no es solo un escenario en el que actúan las voluntades humanas, sino también el lugar donde Dios hace llegar su reino de caridad, de paz y de justicia. Al orar hacemos posible que Dios misteriosamente fecunde la historia y transforme la sociedad con nuestra colaboración y a través de nuestras acciones”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ