Noticias NicaraguaNacionalesOpiniones encontradas a propuesta del papa de "diálogo abierto y sincero" en Nicaragua

Opiniones encontradas a propuesta del papa de "diálogo abierto y sincero" en Nicaragua

La propuesta del papa Francisco para un diálogo “abierto y sincero” con la dictadura para superar la crisis de Nicaragua ha despertado opiniones encontradas, la oposición y familiares de presos políticos no se han pronunciado
papa francisco propone dialogo
Papa Francisco.
EFE

La propuesta lanzada al aire por el máximo líder de la Iglesia Católica mundial, el papa Francisco, para que se propicie un "diálogo abierto y sincero" en Nicaragua ha generado opiniones encontradas entre políticos internacionales y defensores de la "diplomacia vaticana". 

Este domingo, 21 de agosto, desde el Vaticano el Sumo Pontífice declaró su preocupación y dolor por la situación en Nicaragua y abogó por un diálogo que facilite la salida de la crisis que vive el país.

El Jerarca vaticano aseguró que sigue "con cercanía, con preocupación y dolor la situación que se ha creado en Nicaragua que afecta a personas e instituciones, y en ese sentido expresó que mantiene su convicción y deseo de que "por medio de un diálogo abierto y sincero se pueden encontrar la bases para una convivencia respetuosa y pacífica". 

Esta es la primera referencia a la crisis de Nicaragua que hace el Papa tras la escalada represiva contra la Iglesia Católica nicaragüense.

Esa exhortación a un diálogo con la dictadura despertó el rechazo de diputados europeos que han mostrado su total respaldo al pueblo de Nicaragua víctima de la represión de la dictadura.

El eurodiputado José Ramon Bauzá criticó duramente la propuesta vaticana y afirmó que se estaría propiciando un "diálogo entre asesinos y asesinados, entre torturadores y torturados".

Señaló que el hecho que cualquier persona "iguale a una víctima con su verdugo es bochornoso, que lo haga el Santo Padre es una ofensa imperdonable a millones de católicos y al noble pueblo nicaragüense".

Por su parte, la religiosa mediática y ferviente defensora del papado de Francisco, la monja de origen argentino Sor Lucía Caram se erigió como defensora de la "diplomacia vaticana" y aseguró el el pontífice no ha guardado silencio sino que ha estado "negociando" para encontrar una salida a la crisis nicaragüense.

"Hay una persecución contra la Iglesia en Nicaragua, es innegable. El dictador Ortega hace mucho tiempo que tiene entre ceja y ceja a la Iglesia y Fracisco no está ausente de esto", afirmó la religiosa radicada en España.

Sor Lucía aseguró que la diplomacia vaticana ha estado funcionando y fustigó a los políticos que han reclamado al Papa porque no se había pronunciado respecto a la represión contra la Iglesia Católica en Nicaragua.

"Hay políticos que quieren manejarle la vida al Papa que es lo suficientemente inteligente para no dejarse manipular y menos por tantos políticos que pretenden darle lecciones y decirle lo que tiene que hacer. De hecho, todos esos (políticos) han sido incapaces de detener muchas guerras", criticó. 

LEER MÁS: Iglesia católica de Nicaragua ha vivido un último año convulso con Ortega

La religiosa aseguró que el papa Francico está acompañando, y desde diversos ámbitos “está negociando y está ayudando, mucho más que nadie” a la Iglesia de Nicaragua. 

"Lo que pasa es que está trabajando (el Papa) mediante la diplomacia, porque hay una manera de trabajar y una manera de negociar para evitar que corra la sangre en el país (Nicaragua) y que el dictador se empecine mucho más con la Iglesia de Nicaragua. Fracisco está al lado del pueblo de Nicaragua y de su iglesia y se verán los resultados", insistió.

Por su parte, la también eurodiputada Soraya Rodíguez calificó de "decepcionante" la propuesta del Papa, porque, según ella, en primer lugar hace falta una "condena contundente a la dictadura de Ortega". Por el contrario, el Vaticano pide "diálogo sincero, pero no exige la liberación inmediata de todos aquellos con los que hay que dialogar, víctimas de la cruel represión de Ortega, políticos, periodistas, DDHH y sacerdotes", todos encarcelados bajo acusaciones fabricadas por la dictadura.

Mientras el papa Francisco propone diálogo, el Obispo de la Diócesis de Matagalpa, Monseñor Rolando Álvarez, permanece arrestado en casa por cárcel bajo investigación policial, porque según la dictadura, el religioso organizaba grupos violentos para atacar al Estado y promover el odio.

Dos sacerdotes más están encarcelados por supuestos delitos de orden común. 4 presbíteros, dos seminaristas y dos laicos están en Chipote por apoyar al Obispo Álvarez.

En caso de que prosperara una posibilidad de diálogo, algunos analistas han insistido que los primeros interlocutores deben ser los familiares de los presos políticos y luego la oposición. Hasta el momento ninguno de los dos sectores se han pronunciado tras la propuesta vaticana.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ