Noticias NicaraguaNacionales“Mensaje de la CEN es puro arcoíris y no están llamando las cosas por su nombre”, señala abogada que documentó 400 ataques a iglesia

“Mensaje de la CEN es puro arcoíris y no están llamando las cosas por su nombre”, señala abogada que documentó 400 ataques a iglesia

Molina, quien ha documentado 396 ataques de la dictadura de Daniel Ortega en contra de la Iglesia Católica, así como el encarcelamiento de sacerdotes y obispos, pidió a la CEN “ser más directos” en los próximos mensajes que emitan
martha patricia molina abogada nicaragua
Martha Patricia Molina, abogada y autora de informe "Nicaragua, una iglesia perseguida".
Captura de pantalla

La abogada e investigadora Martha Patricia Molina, quien ha documentado los ataques en contra de la Iglesia Católica en Nicaragua, analizó el último comunicado de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y observó que los obispos guardan silencio sobre la persecución y asedio que vive la Iglesia.

Marta Patricia Molina es investigadora y autora del estudio “Nicaragua: ¿una iglesia perseguida?” documentó al menos 396 hostilidades contra el clero nicaragüense entre el periodo de abril de 2018 y octubre de 2022, según reveló una nueva actualización de este informe.

“Este mensaje de la Conferencia Episcopal de Nicaragua es puro arcoíris, no están llamando las cosas por su nombre. Creo que los señores obispos en esta ocasión no están tan acertados en este mensaje que dieron”, expresó la abogada Martha Patricia Molina durante su participación en el programa 100% SUPERCHATS.

Molina, quien ha documentado el encarcelamiento de sacerdotes y obispos, pidió a la CEN “ser más directos” en los próximos mensajes que emitan.

Leer más: Conferencia Episcopal de Nicaragua se reúne y evitan referirse a sacerdotes y obispo encarcelado

“Ser más directo no significa que comiencen a ser hostil en contra de las arbitrariedades que se están cometiendo o en contra del régimen, sino solamente decir la verdad, si estás secuestrado es secuestrado”, expresó la abogada.

La investigadora también sugirió a los obispos de la Conferencia Episcopal a que denuncien las arbitrariedades cometidas en contra de los sacerdotes detenidos. “Si se vulneraron todos los derechos y garantías constitucionales en los procesos de todos los sacerdotes que están presos, hay que decirlo”, puntualizó.

“No poner colores a las palabras”

Martha Patricia Molina pidió al Cardenal Leopoldo Brenes a ser más directo con la feligresía y evitar ocultar información que puede generar especulación entre la ciudadanía que espera conocer el estado de salud de Monseñor Rolando Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa, quien se encuentra bajo arresto domiciliar en Managua desde hace más de 3 meses.

“El cardenal Leopoldo José Brenes, creo que es parte de una estrategia que posiblemente no sea la mejor, ni la correcta, porque cuando a nosotros no se nos brinda la información, la especulación siempre es válida”, recordó la abogada.

“(Brenes) debería de ser más abierto a los medios de comunicación, no estar poniéndole colores a las palabras, sino que llamar las cosas por su nombre”, sugirió la abogada.

“Lo que estamos viendo con Monseñor Rolando José Álvarez es un secuestro, no le podemos llamar que está vacacionando en su casa o en un retiro espiritual. Hay que aprender a llamar las cosas a como son”, agregó Molina.

Recientemente, el Cardenal Leopoldo Brenes ha evitado a los medios de comunicación y recientemente brindó una entrevista a la AFP, en donde dijo que desde que Monseñor Álvarez está detenido en casa de sus padres, en Managua, en tres oportunidades ha ido a “visitarlo”.

Álvarez libre

En cuanto al vencimiento de los 90 días para investigar al obispo, Molina señaló que Monseñor Rolando Álvarez ya debería estar libre y celebrando la eucaristía en su diócesis.

“Ya debería de estar libre él (Álvarez), libre en su diócesis y celebrando la eucaristía. La iglesia católica ya hubiera acusado al Estado nicaragüense por la arbitrariedad que se cometió y (demandar) principalmente a los funcionarios públicos o también a los agentes de la Policía que estuvieron involucrados y que se excedieron en el uso del poder que ellos tienen”, sugirió la abogada.

“Pero como no estamos bajo un Estado de derecho, vivimos bajo un estado criminal, entonces esto viene a ser visto como algo normal, como algo natural, mientras a mí no me pase, le puede pasar al otro y que el otro aguante y vea como sale de eso”, observó Martha Patricia Molina.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ