Infórmate con la verdad en todo momento y en cualquier lugar.

Acepta nuestras notificaciones y dale “suscribirme” al 100% de las NOTICIAS.

Báez: “Los tiranos de hoy siguen siendo como Pilatos, cínicos y crueles”, realizan rezo por presos

Durante las plegarias, Monseñor Silvio José Báez también recordó a los presos políticos de Nicaragua, a quienes Ortega mantiene incomunicados

icono de autor
Icono de calendario Diciembre 20, 2022 Icono de Reloj 09:05 PM
monsenor silvio baez rosario por nicaragua

Monseñor Silvio José Báez, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua, comparó a los dictadores del mundo actual con la tiranía de Pilatos. El purpurado presidió un rosario por Nicaragua en donde pidió por la Iglesia Católica y por los inmigrantes.

Aunque sin mencionar nombres, Monseñor Silvio Báez reprendió al dictador Daniel Ortega por encarcelar a Monseñor Rolando Álvarez, Obispo de Matagalpa, quien recientemente fue llevado a los Juzgados de Managua para una audiencia preliminar realizada por la sancionada jueza Karen Chavarría.

“Los tiranos de hoy siguen siendo como Pilatos, cínicos y crueles, miedosos e injustos. Vociferan altaneros porque tienen miedo, acallan la verdad porque su único argumento es la violencia. No les importa hacer sufrir, burlarse de la justicia y ultrajar a las personas. Son los Pilatos de hoy”, expresó Monseñor Silvio Báez durante la meditación del primer misterio doloroso del rosario.

Lea: Daniel Ortega comete un "crimen" contra Monseñor Álvarez, reaccionan sacerdotes y Báez

El rezo del rosario es una oración que realiza la Iglesia Católica en donde por medio de la intercesión de la virgen María, invocan la presencia de Dios para clamar por algún milagro o petición especial.

Durante las plegarias, Monseñor Silvio José Báez también recordó a los presos políticos de Nicaragua, a quienes Ortega mantiene incomunicados.

“Al contemplar a Jesús, flagelado en los calabozos romanas, recordamos ante Dios a los más de 200 presos políticos de que la dictadura de Nicaragua tiene recluidos en régimen de incomunicación y sometidos a crueles abusos, confinamiento solitario prolongado y alimentación insuficiente”, recordó.

“Su único delito ha sido soñar y luchar por un país más justo y libre. Recordamos también ante el Señor a los miles migrantes nicaragüenses, forzados a abandonar su familia y su patria, a causa de las amenazas y de la persecución, muchas veces poniendo en peligro su vida y sin saber con claridad adónde van”, agregó.

“¡Señor, muéstrate misericordioso con los presos políticos! ¡Haz que respeten su integridad física y moral, toca el corazón de los tiranos para que los liberen y consuela a sus familiares, que sufren su ausencia! ¡Señor, te pedimos también por los miles de migrantes nicaragüenses, que al igual que tú, María y José huyeron a Egipto para salvarse de Herodes, ellos también han tenido que huir para salvar sus vidas y poder tener futuro: ¡cuídalos, sostiene su esperanza y ayúdanos a ser solidarios con ellos!”, clamó el Obispo Auxiliar de Managua.

Pide por Monseñor Rolando

Durante sus oraciones, Monseñor Silvio recordó a su hermano en la fe, Monseñor Rolando Álvarez, a quien recientemente el régimen de Daniel Ortega presentó en fotografías durante una audiencia inicial en los Juzgados de Managua. El purpurado, quien llevaba más de 90 días “desaparecido” desde que fue trasladado a Managua.

“Hace unos días, vimos en una foto a Monseñor Rolando José Álvarez, Obispo de la diócesis de Matagalpa y Administrador Apostólico de la diócesis de Estelí, solo, aislado. Presentándolo de este modo, querían rebajarlo y humillarlo. Sin embargo, al igual que Jesús, Monseñor Rolando mostró dignidad, fortaleza y paz interior”, expresó Báez.

“Su mirada serena y su elocuente silencio no eran los de un hombre derrotado, sino los de alguien que es fuerte, porque tiene valores, y vive de grandes ideales, pero sobre todo porque es un profeta de Dios”, continuó.

Al analizar las fotografías difundidas por el régimen de Daniel Ortega en donde se aprecia a Monseñor Álvarez observando serenamente a la fiscal que lo acusa, Monseñor Báez expresó que “el silencio y la serenidad de Monseñor Álvarez hablan de amor, del amor del pastor quien, como Jesús, no está dispuesto a condenar ni odiar a nadie, ni siquiera a quienes lo ultrajan y desean condenarlo injustamente”, dijo.

El purpurado, quien se encuentra en un exilio forzado en Miami, recordó a los sacerdotes y seminaristas de la Diócesis de Matagalpa que se encuentran detenidos en las celdas de El Chipote, en Managua.

“También ellos son víctimas inocentes y testigos de un amor que es más fuerte que el odio y la violencia”, manifestó.

Monseñor Báez también pidió por los sacerdotes que se encuentran en Nicaragua, para que Dios les de la fuerza y la valentía para seguir proclamando el evangelio.

“¡Señor, te pedimos por la Iglesia de Nicaragua! ¡Concédele, por intercesión de la Virgen María, la fuerza y la luz de tu Espíritu, para que sepa discernir con claridad y anunciar el Evangelio con valentía! Que todos, como Iglesia, tengamos la mansedumbre de las palomas, pero también la astucia de la serpiente”, exhortó.

Lea más: Báez: no puede haber "alegre navidad" con presos políticos y sacerdotes detenidos en Nicaragua

“Que no temamos caminar como tu pequeño rebaño en medio de lobos, pues tú nos cuidas y nadie nos arrebatará de tu mano de pastor. Haz, Señor, que tu Iglesia de Nicaragua, sea una comunidad de amor y de verdad, una comunidad profética y misionera, libre de miedos y de intereses mundanos. ¡Santísima Virgen María, intercede por el pueblo de Dios que peregrina en Nicaragua, para que viva junto a ti un nuevo Pentecostés de fortaleza, de oración y de profecía!”, finalizó Monseñor Silvio Báez.

100% noticias logo horizontal

Apoya a 100% NOTICIAS para vencer la CENSURA. El Canal del Pueblo necesita de tu apoyo


Donar ahora