Noticias NicaraguaNacionalesIglesia Católica de Nicaragua sufrió 410 ataques del 2018 a la fecha

Iglesia Católica de Nicaragua sufrió 410 ataques del 2018 a la fecha

El documento señala que desde 2018 la Iglesia Católica vive una persecución que atenta contra la libertad religiosa
iglesia católica de nicaragua
Iglesia Católica de Nicaragua.
EFE

La Iglesia Católica de Nicaragua sufrió al menos 140 ataques de todo tipo durante el año 2022, informó la abogada e investigadora Martha Patricia Molina, quien ha documentado los ataques del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra el prelado nicaragüense. Desde 2018 a la fecha se contabilizan 410 ataques.

Según el informe, el año 2022 fue el más funesto para la Iglesia Católica porque no solo recibió discursos de odio sino que varios de sus sacerdotes y obispos fueron encarcelados, mientras otros fueron forzados al exilio. 

Entre los ataques a la iglesia destacan los procesos penales injustos y no apegados a lo que mandan las leyes, confiscaciones, secuestros, discursos de odio, impedimento a la libertad de movilización y cierre de Organizaciones Sin Fines de Lucro religiosas.

También se reportaron cierre de medios de comunicación religiosos, deportaciones, exilios, expulsiones, profanaciones, robos, asedios, amenazas y prohibición a realizar procesiones fueron las agresiones más relevantes en contra de obispos, sacerdotes, diáconos, religiosas y laicos. 

LEER MÁS: “Mensaje de la CEN es puro arcoíris y no están llamando las cosas por su nombre”, señala abogada que documentó 400 ataques a iglesia

Asimismo, el documento señala que desde 2018 la Iglesia Católica vive una persecución que atenta contra la libertad religiosa contemplada en los instrumentos de derechos humanos internacionales y de las leyes internas del país. 

Por ejemplo, en 2018 y 2019 se registraron 81 y 76 hostilidades respectivamente. En lugar de disminuir, los ataques aumentaron en los últimos años.  

“El incremento de las agresiones se debe a que la Iglesia Católica nicaragüense continúa firme en su fe y principios, predicando el Evangelio que es en sí un anuncio y denuncia de las arbitrariedades de los poderosos en turno. La dictadura ha sido incesante y no da tregua a los prelados” señala la investigadora, autora del informe Nicaragua: ¿una iglesia perseguida?.

El caso más relevante en el 2022, se registró el pasado 13 de diciembre cuando Monseñor Rolando Álvarez Lagos, fue acusado por la justicia sandinista por “Conspiración para cometer menoscabo a la Integridad Nacional” y de "difusión de Noticias Falsas".

Desde que fue llevado a Managua, a casa de sus padres, el obispo de Matagalpa permaneció “desaparecido”, denunciaron las organizaciones de Derechos Humanos en Nicaragua.

En la acusación figura el nombre del Padre Uriel Vallejos, quien tuvo que exiliarse ante la persecución del régimen de Daniel Ortega. El juez (de quien se desconoce el nombre), solicitó mediante oficio a la Policía Internacional (Interpol) capturar al sacerdote Vallejos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ