FACTURA ELÉCTRICA AHOGA A PEQUEÑOS NEGOCIOS

Panaderías y pulperías están pegando el grito al cielo y demandan urgentemente la baja de la tarifa energética.   El señor Francisco Carvajal es dueño de una panadería ubicada en el barrio Jonathan Gonzales. La factura del mes de enero refleja que su negocio consumió 835 kilovatios por lo que Carvajal,  tuvo que pagar a la empresa distribuidora  6,969 córdobas, lo que representa un  20%  de sus costos de producción. Una rebaja en la tarifa permitiría a este pequeño empresario invertir en mejoras de infraestructura y equipamiento de sus trabajadores.   “Es necesario que se revise el tema tarifario, si me rebajan  un 10 o un 20%,  eso me permitiría a mí,  invertir en la infraestructura de mi negocio y comprarle uniformes a mis trabajadores”, explica  Carvajal.     La población consultada  se suma a esta demanda, ya que el ahorro del pago de la factura de energía supondría un alivio en sus bolsillos y la compra de más productos de consumo básico.   “Yo por ejemplo pago 2 mil pesos de luz a veces quiero comprar más productos de la canasta básica pero no puedo porque debo pagar la luz”, señalo la señora Karla Mora.   “A mi se me subio el recibo un 56%, pagaba 1,500 y ahora pago 2,200 cordobas, es un abuso, alguien debe frenar el alza de la energía”, afirmo Marlene Madriz.   Se estima que un poco más de 700 mil usuarios gozan  del subsidio energético.  Quienes consumen menos de 150 kilovatios hora mes, se ahorran casi un 50% en el pago de la factura.     Este año se destinaron 312 millones de córdobas dentro del Presupuesto General de la Republica  para el pago del subsidio de la tarifa energética. El INE aun no da a conocer su posición respecto a la demanda de los abonados.   Jonathan Castro