LA ORGANIZACION INTERNACIONAL DEL CAFE PREVE RECUPERACION DEL CAFE

La Organización Internacional del Café, OIC, consideró ayer “probable” una recuperación del precio del café en los próximos meses, ante el déficit de suministro que experimenta el mercado y la perspectiva de que este se prolongue durante dos años más. En una rueda de prensa, al término del consejo semestral del organismo, su director de operaciones, Mauricio Galindo, valoró que próximamente “se corregirá” la disparidad existente entre el mercado de futuros, donde la materia prima se cotiza actualmente a la baja, y el mercado físico, donde se registra ya un déficit de oferta. El precio del café alcanzó en febrero su mínimo en un año en el mercado de futuros, al cotizarse a US$128.75 por quintal, pese a la previsión de un déficit de suministro en este año cafetero, debido a la percepción de los inversores de que la mejora del clima en Brasil repercutirá en mejores cosechas. Este mínimo contrasta con los US$185.09 alcanzados el pasado octubre, cuando los inversores estaban preocupados por la escasez que provocaría la rampante sequía en el país latinoamericano, el principal exportador del mundo. Algunos cafetaleros nicaragüenses habrían vendido su café con ese precio o más, pero hay que recordar que no todos tienen acceso a los mecanismos de mercados de futuros, por lo cual algunos pequeños y medianos productores aún resultarían afectados por la caída de precios actual. El precio del grano tuvo una leve recuperación ayer, alrededor de 3.6%, ya que cerró en US$139.90 por quintal, respecto a los US$135.05 del pasado jueves. Escasez Aunque los efectos de esa sequía en Brasil se empiezan a sufrir ahora en el mercado físico, con un marcado descenso de la producción brasileña, los inversores aún no lo han tenido en cuenta al negociar los contratos de los futuros de café. Galindo señaló que los inversores se guían por referentes como “la climatología en Brasil o los cambios en las divisas”, aunque el mercado físico esté indicando esa escasez que a mediano plazo debería traducirse en “un alza de precios”. La OIC confirmó que se espera que la producción mundial en el ejercicio 2014-15, que va de octubre a octubre, sea de 142 millones de sacos, 3.2% menos que en el periodo anterior y el más bajo en tres años. Se prevé un descenso del 2.8% del café de tipo arábica y de un 3.7% del robusta, más consumidos en los países emergentes, donde es popular el café soluble. Recientemente, Henry Hüeck, cafetalero nicaragüense explicó a El Nuevo Diario que todo lo que pasa en Brasil afecta al mercado del café. Pues bien, ese déficit, provocado en buena medida por la caída de la producción de Brasil, “podría persistir, en menor medida, durante dos ejercicios más”, según Galindo. Pese al déficit en términos reales, se ha registrado un aumento de las exportaciones debido a los inventarios que tenían algunos países, entre ellos Brasil, tras años de buenas cosechas. Ese incremento, no obstante, es “insostenible”, pues las reservas se irán agotando frente al gradual aumento de la demanda. La producción de café estimada de Brasil para el próximo año cafetero 2015-16 es de entre 44 millones y 46 millones de sacos, casi igual a la de este año y muy por debajo de los 50.8 millones exportados en la cosecha 2012-13. Mayor demanda Además, la OIC informó que se espera un crecimiento de al menos el 2% en la demanda de café en 2015, por el destacado aumento del consumo en América del Norte y los mercados tradicionales. Galindo destacó el aumento del consumo del 2.5% el año pasado en Estados Unidos, donde está de moda el café de especialidad, de un 2.4% en Japón y de un 3.1% en Canadá. En Europa el incremento fue más moderado, de 0.8%, mientras que en los mercados emergentes, como Brasil, China o India, aumentó el consumo de robusta. END