A CASI UN AÑO DEL TERREMOTO DE ABRIL, FAMILIAS NICAS GOZAN DE TRANQUILIDAD EN HOGARES NUEVOS

En las próximas semanas se cumple un año desde que el terremoto del 10 de abril destruyó las viviendas de muchas familias en el pacífico de Nicaragua. En el municipio de La Paz Centro, uno de los más afectados, centenares de familias que quedaron sin hogar encontraron respaldo en el Gobierno Sandinista que devolvió la tranquilidad al rostro de las familias que habían perdido todo, incluso las esperanzas. “Recuerdo que yo lloré al ver mi casa con las paredes partidas, mi casita era de poma con techo de tejas y estaba muy deteriorada, es cierto que no era segura pero era mi hogar y ese día al volver de mi trabajo lo encontré destruido por el terremoto”, recuerda Heidi Parrales, quien es madre de dos niños y acaba de culminar sus estudios de magisterio. Ahora, ella y su familia habitan en una casa construida firmemente con ladrillos y techo de zinc. El aspecto de la vivienda es nueva, espaciosa y por los materiales con los que fue edificada en el interior se mantiene fresca. “Quince días después de que se cayó mi casa, el Gobierno nos apoyó con la construcción de esta casa nueva. Cuando la vi terminada y me pasé se me salieron las lágrimas, no lo podía creer, yo lloré pero también oré a Dios y le di gracias porque solo él sabe la necesidad que teníamos, agradecí a Dios y le pedí bendiciones para el Gobierno de nuestro Comandante Daniel, para que continuará llevando ayuda a todas las familias afectadas por esta tragedia”, relató Parrales. Fuente: 19 Digital