PASO A DESNIVEL DE RUBENIA SE COME CASAS

La construcción del paso a desnivel Rubenia se “comió” 110 metros cuadrados de los 170 que tenía la propiedad de la señora María Angélica Medina, de 70 años. No obstante, es muy probable que la obra requiera dos metros más, según le han comunicado los ingenieros al frente del proyecto a los siete propietarios de las viviendas ubicadas en la zona sur, donde se erige el muro que soporta parte de la estructura. “Pues aquí la gente de la Alcaldía prometió que el corte no me afectaría la casa principal, pero sí lo hicieron y me dejaron solo un espacio para que alcancen las camas. Ahora me dijeron que para hacer el muro que va a un costado de la pista, necesitarán entrar dos metros más”, comentó la señora Medina, quien está preocupada porque eso invadirá la estructura central de su casa. Otro afectado es Mario Bendaña, quien también se declara desconcertado con lo que representará la construcción del muro. “Yo llegué a un acuerdo y espero que se respete. Si ahora quieren otro pedazo tienen que volver a negociar”, planteó. Bendaña aseguró que representantes de la municipalidad programaron visitar su propiedad a inicios de la semana pasada, pero es la fecha y no aparecen. Él demanda una explicación, para estar claro del problema que enfrentará. También Marjouri Méndez, dijo que les avisaron de manera informal del terreno extra que deberán ceder. Ella ahora vive prácticamente en un cobertizo y dice que no quiere más indemnización porque ya entregó toda la casa. El albañil Pablo Antonio Pérez Velásquez, indicó que si bien ya está señalado el punto por donde pasará el muro, aún tienen que utilizar 2.5 metros más del terreno, eso a lo largo de aproximadamente 200 metros donde están siete casas. Propietarios aseguran que no se oponen al proyecto ni al desarrollo, pero tienen al menos cuarenta años viviendo ahí y sus propiedades se redujeron algunas hasta en un 65 por ciento. Fuente: END