EMPRESARIOS CONSIDERAN INSUFICIENTE LA BAJA DE TARIFA ELÈCTRICA

Representantes de los sectores productivos del país se mostraron satisfechos por la reducción en la factura de energía eléctrica para los diferentes sectores, sin embargo, consideran que todavía no es suficiente. Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua, se mostró reservado tras el anuncio de la reducción en la tarifa energética del 8% que será aplicada para este sector. El empresario considera que la baja destinada a estas áreas es la menor de todas, pese a que son los clientes que consumen más energía. “Lo que hicieron fue que tomaron el descuento sobre el mismo pliego tarifario, sobre las cuarenta y pico diferentes tarifas”, expresó Mayorga. Empresarios como Zacarías Mondragón, gerente general de Delmor, celebran el anuncio del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), que aplicó una rebaja del 10% a medianas industrias como esta. Mondragón, sin embargo, espera que en la medida que el precio del petróleo internacional vaya bajando se hagan revisiones periódicas a la tarifa eléctrica. “Lo único que lamentamos es que esta medida se esté aplicando un poco tarde (…) Además de la energía que se usa con las maquinarias, está todo el sistema de refrigeración, para nosotros representa el 8% de nuestros costos de operación”, mencionó Mondragón. Según Mayorga, lo que las autoridades debían hacer a partir de la aprobación de la Ley de Variación Energética, para definir la reducción del precio de la energía, era reducir también el número de tarifas existentes. “Pagamos 0.29 dólares el kilovatio hora, y sobre eso es que vamos a recibir el descuento”,  indicó. Mayorga, sin embargo, afirmó que esta reducción en la tarifa es bienvenida, aunque hasta el momento desconocen el verdadero impacto que tendrá sobre el sector. ¿Evitará alza en productos? Martha Muñoz Sánchez, propietaria de la panadería Guadalupe, en Masaya, opinó que la reducción de un 8% a 10% es una excelente noticia, porque esto viene a dinamizar la economía, ya que esta medida viene a dar un “respiro” a las pequeñas y medianas empresas. “En mi caso, los recibos de energía me salen altos, me sale de 3,000, 3,500, el más bajo ha sido de 2,800. Esto vendría a mantener el precio del pan”, dijo la propietaria. A la semana en esta panadería se producen entre 18 y 20 quintales. La propietaria de este negocio expuso que con la baja en el combustible, lo ideal era que se redujera el precio del consumo de energía. “Aunque esta medida sea a partir de abril, pues esperamos que se extienda a los siguientes meses, porque nos beneficia y así podríamos economizar”, aseguró la dueña de este negocio. Finalmente, el presidente de la Cámara de Comercio evitó pronunciarse sobre una posible baja en el costo de los productos, debido al incremento de costos para el sector con el aumento del salario mínimo y otros tributos como es el pago al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), entre otros. Fuente: END