CONTAMINACIÓN ''ENFERMA'' MANAGUA

Día a día los capitalinos caminan sobre la basura, la respiramos y la tragamos, sin que alcancemos conciencia del problema, ni desarrollemos la capacidad para detener la avalancha que nos envuelve cada vez más, señalan organizaciones ambientalistas al analizar los niveles de contaminación en Managua. El consejero técnico ambiental de Jóvenes Ambientalistas, Raomir Manzanares, destaca que en el municipio se han identificado ocho puntos de mayor contaminación, involucrando gases tóxicos, desechos sólidos y aguas servidas. “En contaminación atmosférica los lugares más vulnerables para la población son el 7 Sur, el área de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, el área de Rubenia y los semáforos de Plásticos Modernos”, indicó el ambientalista. Comentó que los puntos críticos tienen que ver con la cantidad de vehículos y la emanación de gases tóxicos, pero también por los gases que generan las industrias. Destacó que el segundo mal de la capital  es el manejo inadecuado de los residuos sólidos que producen sus habitantes, siendo el punto más vulnerable la parte baja de la Cuenca Sur. Añade a la lista el mal manejo de las aguas residuales, tanto de las pluviales como de las aguas servidas. Menciona que en algunos puntos el ambiente se inunda de olores fétidos porque se rebasa la capacidad, entre ellos menciona el área de la rotonda de Cristo Rey hacia el norte. Según Manzanares, esto tiene que ver con el incremento poblacional y de las conexiones a la red de alcantarillado. Identifica también como focos de contaminación a los mercados, por las aguas contaminadas y la cantidad de desperdicios que producen, especialmente el mercado Oriental. Aquí la responsabilidad está bajo la Corporación Municipal de Mercados de Managua. Las costas del lago Xolotlán, el barrio  Las Torres y Las Mercedes las ubica como zonas donde se acumula contaminación. Recurso agua El especialista en recursos hídricos de la organización Centro Humboldt, Julio Sánchez, recalcó que la Cuenca Sur es afectada por el despale, la urbanización, la contaminación, sobreexplotación de suelos y del recurso hídrico. Ambos especialistas reconocen que hay enormes esfuerzos de la municipalidad por mejorar el manejo ambiental de la capital, con la realización de estudios, limpieza, pilas de sedimentación y una planta de tratamiento de aguas, pero señalan que mucha de la contaminación se escapa de las manos de las instituciones, como la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía de Managua y el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales. Sánchez recalcó que de nada sirve la inversión de millones de córdobas, mientras no se deje de botar basura en los cauces, ni se cree conciencia de la gravedad de la situación para la salud pública. “Esto no se va a parar. El crecimiento de la población y el parque vehicular aumentará y esto no va a desaparecer. Solo se puede remediar con control institucional, contribuir desde nuestros hogares y adaptarnos para reducir el impacto ambiental”, consideró Sánchez. 400 TONELADAS de desperdicios sólidos al día no son recolectados en Managua. Fuente: END