POBLACIÓN PIDE A GRITOS SE TAPEN LOS CAUCES EN MANAGUA

Miles de familias capitalinas habitan a orillas de una red pluvial superior a los cien kilómetros de largo, y sufren todo el tiempo por la fetidez, los zancudos, las enfermedades respiratorias y gastrointestinales, además enfrentan el peligro de caer al fondo, algo que podría resolverse cubriendo los cauces. Francisco Torres Mendoza, quien habita a un costado del cauce 31 de Diciembre o del aeropuerto, uno de los mayores ramales de la red en la capital, afirma que habitar a sus orillas es un dolor de cabeza. “Hace poco más de un año finalizaron de hacer el cauce y ya no sufrimos inundaciones, pero también son terribles los malos olores que produce la basura que lanzan en el canal”, expresó Torres, quien señaló que a pocos metros está el centro educativo Bereshit. Peligro Explicó que originalmente el proyecto de construcción del  cauce de  4 kilómetros de largo contemplaba el recubrimiento superior y sobre él se alzaría una pista, pero al final quedó a cielo abierto y no le dejaron ni un muro para evitar accidentes; aseguró que al menos dos personas han terminado en el fondo del canal. Torres sugirió que sería una buena idea que taparan el cauce, aunque mucha gente ya no tendría dónde lanzar la basura. “Aquí ocurre que el camión de aseo pasa cada dos o tres semanas y  hay que pagar 65 córdobas mensuales a una empresa privada para deshacernos de la basura”, explicó. Otro que considera como algo muy positivo la cobertura de los cauces es Jefferson Cruz, habitante del barrio San José Oriental, donde a pocos metros tiene el cauce Oriental. Ejemplos exitosos El arquitecto Gerald Pentzke, quien ocupó el cargo de director de Urbanismo en la administración municipal de Dionisio Marenco, destacó que sería un proyecto costoso,  pero viable, porque resolvería el problema de la basura en los cauces y probablemente se reducirían las enfermedades transmitidas por zancudos y moscas. “En Managua hay ejemplos de cauces bajo tierra, tales como el existente en la pista Cardenal Obando, y la pista partiendo desde autolote El Chele, hacia la rotonda Cristo Rey”, expuso el urbanista indicando que otro de menos calado es el que cruza en la pista de la Solidaridad para llegar al paso a desnivel Portezuelo. Comentó que estos son esfuerzos exitosos que no han presentado problemas y deberían retomarse, con lo cual la municipalidad tendría que invertir por una parte, pero se ahorraría  los C$20 millones que anualmente utiliza para la limpieza de cauces y pilas de sedimentación. Fuente: END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ