CÒDIGO DE LA FAMILIA PERMITIRÀ A JÓVENES CONTRAER MATRIMONIO DESDE LOS 16 AÑOS

Los adolescentes podrán contraer matrimonio, con el permiso de sus padres, a partir de los 16 años y no desde los 14, de acuerdo con el nuevo Código de la Familia, que entró en vigor el pasado 8 de abril. El Código de la Familia derogó lo que establecía el Código Civil (1904), que permitía a las mujeres contraer nupcias, con el aval de sus padres, desde los 14 años, y a los varones desde los 15. Por otro lado, tanto hombres como mujeres podrán casarse desde los 18 años sin necesidad de tener el permiso de sus progenitores. Antes, el varón debía esperar hasta los 21 años. Regulación Carlos Emilio López, diputado y miembro de la Comisión de la Mujer, Juventud, Niñez y Familia de la Asamblea Nacional, explicó que la medida permitirá regular estas uniones. “No podemos prohibir el matrimonio entre adolescentes, es más, lo estamos regulando ahora con el Código de la Familia, pero lo deseable es que los matrimonios no se den en el período de la adolescencia. No es deseable. Las personas deben contraer matrimonio cuando han concluido su período de formación educativa, cuando han alcanzado plenas facultades físicas, psicológicas, matrimoniales, que les permita tener independencia, tener autonomía. Sin embargo, eso no lo podríamos cambiar por decreto, por una orden legislativa, no vamos a cambiar esa realidad”, señaló López. La diputada Martha Marina González, presidenta de la Comisión de la Mujer, Juventud, Niñez y Familia, aclaró que la excepción no busca promover los matrimonios o unión libre entre los adolescentes, sino, que “si se da la ocasión de que una joven se quiere casar o se la lleve el muchacho y luego dice ‘me quiero casar’, solo se puede casar con la autorización de los padres”. ¿Por qué cambió la ley? Esta modificación responde, entre otras cosas, a que a los 14 años una mujer “está saliendo de la etapa de la niñez y está entrando a la etapa de la adolescencia. No ha evolucionado totalmente en sus condiciones psicológicas, sus condiciones físicas. Estamos hablando de alguien que está terminando la primaria o iniciando la secundaria. No ha desarrollado las facultades para asumir esas responsabilidades”, dijo López. Ana Lucía Silva, especialista en Protección del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), estimó que este cambio, si bien representa un avance, no será suficiente para frenar la alta tasa de niñas casadas en el país. “El matrimonio adolescente debería ser algo más pensado, no algo tan fácilmente autorizado por la familia. Estamos hablando de una persona que está en crecimiento, en desarrollo y que el hecho de casarse podría hacer que la impida desarrollarse totalmente. En sus estudios, en las metas que tenga esta adolescente. Realmente no es el estado ideal”, afirmó la experta. Además, señaló que con esta nueva normativa Nicaragua logra una legislación coherente con convenciones internacionales, como la de los Derechos del Niño y la de la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, que establecían los 18 años como la edad mínima para casarse. Fuente: END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ