MAESTROS DEBERÁN EDUCAR CON AMOR

Dirigentes de ANDEN, de los diversos departamentos del país, fueron capacitados  sobre el nuevo Código de la Familia, estos se encargaran de difundir los pormenores del nuevo Código a los 46 mil maestros existentes a nivel nacional. El Código prohíbe el castigo físico como método de enseñanza y aprendizaje tanto en los hogares como en las aulas de clase.   Atrás quedaron los reglazos y los tratos humillantes que algunos maestros practicaban como castigo para sus alumnos. En el recién aprobado Código de la Familia, que entro en vigencia el pasado 8 de abril, se establece que no se puede utilizar el castigo físico o humillante como forma de corrección o disciplina. Por generaciones los padres de familia le han trasferido esta responsabilidad a los maestros quienes han tenido que corregir los antivalores que la misma familia les inculca a los niños.   “En este país los maestros educan con amor y perseverancia a los menores, no digo que no hayamos tenido caso de maltratos a alumnos pero les puedo asegurar que son casos aislados, difundir los pormenores del nuevo Código y que los maestros se  empapen de este instrumento es muy importante”, señalo el Diputado José Antonio Zepeda , Secretario General de ANDEN.   “No podemos aplicar el castigo físico en la enseñanza, eso solo nos ha demostrado que el alumno va para atrás en su desarrollo y aprendizaje,  los maestros debemos de tener más conciencia sobre esto”, manifestó Bernarda López, Secretaria departamental de ANDEN-León.         La capacitación a los maestros fue brindada por los diputados sandinistas Carlos Emilio López y Edwin Castro, ambos coincidieron,  en que los padres y madres de familia deben promover valores como la tolerancia, el diálogo, la participación, el respeto, para mejorar la convivencia con sus hijos e hijas.     Aunque para algunos la prohibición del castigo físico y el trato humillante a los menores de edad representa un avance extraordinario, para otros  el nuevo Código de la Familia solo quedara en papel mojado, ya que el mismo no establece ningún tipo de sanción para los padres o tutores que castiguen físicamente a sus hijos.   Jonathan cASTRO