PERSPECTIVA DE CRECIMIENTO ECONÓMICO DE NICARAGUA SUPERA EL PROMEDIO DE AMÉRICA LATINA

El Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, informó que la perspectiva de crecimiento económico de Nicaragua para el presente año es de 4.5%, superior al promedio calculado para la región que se estima entre 2 y 2.2%. Reyes explicó que a pesar que existe una pequeña desaceleración en las exportaciones, la economía mantiene su ritmo de crecimiento el cual se calcula en 4.5% para el cierre de este año. “Es un crecimiento positivo y loable, relativo al resto del área. Las expectativas de crecimiento para América Latina están entre 2 y 2.2%, y si Nicaragua alcanza un crecimiento del 4.5 % estamos en una buena posición”, afirmó el Presidente del BCN. “A diferencia de otros países en Centroamérica que tienen altos desequilibrios financieros y tienen altos déficit dentro de un 6 y 7% del PIB y que les ha obligado a adoptar programas con el FMI, Nicaragua está en mucho mejor posición que el resto de la región, porque esta con finanzas públicas sanas, crecimiento económico del 4.5% en tendencia y con una inflación que anda alrededor de un 6%”, remarcó. “El estado global es de sanidad económica que no significa que todo está bien, hay problemas, tenemos mucha pobreza, tenemos retos, tenemos que revisar nuestro sistema de producción para aumentar la productividad, los nicaragüenses tenemos que aumentar nuestros niveles producción de manera individual y colectiva”, explicó. Sin embargo, dijo que “lo más importante es que este entorno crea las posibilidades para una mejora general para el país” y recomendó aprovechar la oportunidad para continuar creciendo. Crecimiento saludable crea alternativas de desarrollo El Presidente del BCN explicó que el hecho que Nicaragua tenga una economía que vaya bien no significa que todo esté bien, y comentó que en el país se continúa luchando para eliminar la pobreza. “Realmente hay retos pero lo más importante es que un buen entorno económico que genera un crecimiento saludable crea alternativas de empleos con mejoras salariales, por ejemplo el acuerdo del salario mínimo beneficia a muchos trabajadores de más bajos ingresos y eso lo permite el crecimiento económico”, comentó. “La macroeconomía refleja que hay más comercio, más exportaciones, dinámica positiva en los deposito y todo eso abre oportunidades de inversión, generación de empleos y para que los sectores crezcan”, agregó. “Hay mucha esperanza en que esto mejore y que las personas puedan optar a mejores condiciones de vida”, sugirió Reyes. Asimismo, dijo que se calcula que este año la inflación cerrará en 6%. “Nosotros creemos que la inflación este año va a ser inferior al año 2014, debido al factor de precios del petróleo más bajo, y que ya ha sido incorporado parte de ese costo a los precios de venta finales del combustible y además en los precios de la energía eléctrica. Desaceleración de la economía mundial constituye un riesgo para crecimiento Ovidio Reyes, quien recientemente participó junto al Ministro de Hacienda, Iván Acosta en la reunión de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, explicó que se prevé una desaceleración de la economía mundial en este año. Dijo que a pesar que se para Nicaragua hay un ambiente positivo, la desaceleración que se observa en la región es de preocupación, por lo que se espera que los países del área puedan diseñar políticas suficientes para alcanzar la recuperación. “Una desaceleración de la economía mundial constituye un riesgo para el crecimiento económico de Nicaragua”, explicó Reyes, al considerar que aunque las exportaciones del país están bien, si no hubiese existido desaceleraciones el año pasado las mismas hubiesen sido mayores. “De alguna manera hay un impacto de cualquier potencial desaceleración de la economía mundial en nuestra economía”, advirtió. Fuente: 19 Digital