25 DE ABRIL DÍA INTERNACIONAL DEL PALUDISMO

Sólo uno de cada cinco niños africanos con malaria recibe un tratamiento eficaz para la enfermedad, a pesar de que tres cuartas partes de las muertes por esta enfermedad se da entre los menores. Además, 15 millones de mujeres embarazadas no reciben ni una sola dosis de los fármacos preventivos recomendados y cerca de 278 millones de personas en África todavía viven en hogares sin mosquiteras, denuncia la OMS con motivo del Día Mundial de Paludismo, que se celebra hoy. El Paludismo (también conocido como malaria) es causado por unos parásitos que se transmiten a través de la picadura del mosquito anofeles. El único modo de evitar la exposición a los parásitos es evitar las picaduras de los mosquitos. Para eso las personas que viven en regiones afectadas por el paludismo necesitan tener acceso a repelentes de insectos, a redes para las ventanas y puertas y a mosquiteras impregnadas de insecticida. El paludismo  amenaza al 40% de la población mundial. Su parásito infecta a más de 500 millones de personas cada año y causa la muerte de más de 1 millón.  África subsahariana es la región del mundo más afectada, pero la enfermedad también afecta a Asia, América Latina, el Oriente Medio e incluso a partes de Europa. Durante muchos años los investigadores han intentado encontrar una cura efectiva para el paludismo. Existen tratamientos que curan el paludismo en la mayoría de los casos, pero con el tiempo los parásitos se van haciendo resistentes a los nuevos medicamentos. Esto hace que los científicos se enfrenten a una carrera en la que tienen que ser más rápidos que la enfermedad. Lo que hace esta carrera especialmente difícil es la falta de fondos económicos. El paludismo no se propaga en países de clima frío, lo cual hace que la investigación farmacéutica no destine apenas fondos para la investigación de nuevos tratamientos. OMS