COSTA RICA ALEGA EN LA CIJ QUE NO HA INVADIDO TERRITORIO AJENO

Costa Rica presentó hoy sus conclusiones orales ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en la segunda ronda de audiencias públicas en la disputa limítrofe que le enfrenta a Nicaragua desde 2010. En esta audiencia, el abogado de Costa Rica, Samuel Wordsworth, destacó que el gobierno de Nicaragua "ha interpretado el Tratado de Alexander de 1858 a su conveniencia", y señaló que ya entonces se reconoció "la posibilidad de cambios en los canales y en el río" y que consecuentemente ellos significarían "la modificación de las fronteras entre ambos países". El caso que enfrenta a ambos países centroamericanos tiene su origen en una demanda presentada por Costa Rica en 2010 por una supuesta invasión de Nicaragua de su territorio en la fluvial Isla Portillos o Isla Calero, cercana a la costa del Caribe. Por su parte, Nicaragua afirma que esa zona le pertenece y le llama Harbour Head. Frente a los argumentos de Managua, el defensor costarricense señaló que no hay que fijarse en la zona de Punta de Castilla porque "ha desaparecido debajo del mar", al tiempo que reconoció que "todavía existen puntos en la boca del río que pueden servir de referencia" y a los que el Gobierno de Nicaragua no ha hecho referencia. A su juicio Nicaragua no tiene argumentos para defender "la incursión de su ejército en territorio costarricense en 2010", al tiempo que destacó que "la violación de la ley internacional" en dos ocasiones por parte de ese país "es seria" y apuntó que "la verdadera cuestión está en asumir que el territorio pertenece a Costa Rica". Por su parte, el embajador de Costa Rica en Holanda, Sergio Ugalde, consideró los argumentos de Nicaragua como "forzados" y señaló que "mantener navegabilidad y agua corriente no es la cuestión principal de este caso." El diplomático dijo que para su país la cuestión se centra "en la violación de territorio y el asentamiento en territorio ajeno", además de subrayar que para San José la preocupación es que "se cumplan las obligaciones ante la ley internacional." Otro de los expertos de la defensa costarricense, el profesor de Ley Internacional del Instituto Internacional de Ginebra, Marcelo Kohen, consideró que la reclamación de Managua es "artificial". Según Kohen "los diferentes mapas oficiales" y los diferentes tratados entre ambos países  presentan "los derechos de navegación por parte de ambos países" y no identifican "ni una vez el canal" del que habla Nicaragua. El experto se refirió a que Nicaragua "mantuvo silencio" a ese respecto hasta 2010 porque a su juicio ese país ha interpretado "falsamente el Tratado de Alexander para beneficiarse" En su intervención, el jurista pidió a la CIJ que "no acepte el intento de Nicaragua de modificar el territorio" y señaló que a su juicio "Nicaragua debe compensar a Costa Rica por la ocupación indebida del territorio". Kohen reclamó al Tribunal que Nicaragua "garantice que no lo volverá a repetir". Nicaragua presentará sus argumentos orales miércoles y jueves, mientras que Costa Rica cerrará el viernes el periodo de audiencias públicas, según el calendario de la CIJ. Se trata de las últimas audiencias públicas que celebre la CIJ en el caso, antes de comenzar, a partir del 1 de mayo próximo, el plazo para que la Corte delibere sobre el caso. El plazo para las deliberaciones normalmente dura entre cuatro y seis meses, de acuerdo con las fuentes jurídicas consultadas. Fuente: END