OTRA MUJER ES SEÑALADA POR EL CASO DEL TRIPLE ASESINATO

Dionisio Bravo, hermano del comerciante Santos Bravo Gómez –a quien habría asesinado su propio hijo, Nahum Bravo Tórrez– acusará ante la Policía Nacional a la madre de Nahum, Nubia Tórrez, por presunto encubrimiento del crimen en el que también fueron asesinados la esposa de Santos Gómez, Rosibel Murillo, y la hija de ambos, Lucía Bravo Murillo. “Vamos a acusar a Nubia Tórrez”, aseguró Dionisio Bravo, quien ayer interrumpió la continuación de la audiencia inicial para incriminar a su excuñada, quien fue la primera esposa de Santos Gómez. Según Dionisio Bravo, Nubia Tórrez sabía que su hijo Nahum tenía planeado cometer el crimen desde hace ocho meses; porque ella le habría dicho que no iba a permitir que la casa y el dinero de Santos Bravo le quedara a otra persona. “El dinero y la casa de Santos me cuestan a mí y la casa yo no me la pierdo ni muerta” le habría dicho furiosa Nubia Tórrez a su excuñado, al encontrárselo en una tortillería en el barrio Las Torres. Dionisio Bravo quien dijo temer por su vida y responsabilizó de cualquier hecho a la familia materna de su sobrino Nahum, agregó que en aquel entonces recomendó a su hermano Santos vender sus bienes y empezar una nueva vida en Costa Rica, para evitar que su expareja o su hijo lo mataran. MINIMIZAN DENUNCIA Sin embargo, el abogado Heriberto Sandoval, defensor de Nahum Bravo, restó importancia a lo dicho por Dionisio Bravo. Además, lo emplazó a que presente fotos, videos y grabaciones para demostrar su acusación. Mientras, Reina Fonseca Tórrez, hermana materna de Nahum, dijo que la amistad entre su madre Nubia y Santos Bravo “era de lo más normal”. La fiscal auxiliar, Kruchesca Durán, se limitó a decir que Dionisio Bravo debe presentar la denuncia contra su excuñada ante la Policía o el Ministerio Público. LOS MURILLO RECLAMAN Por su parte, José Adán Murillo, hermano de la asesinada Rosibel Murillo, dijo que su familia, como representante Rosibel y Lucía, exigirán ser indemnizadas por la muerte de sus parientes. Los Murillo reclamarán la parte de la herencia que correspondería a ambas, como esposa e hija, respectivamente, a quien o quienes se declaren herederos de la fortuna del comerciante. Fuente: END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ