TRES MIEMBROS DE UNA FAMILIA MUEREN TRÁGICAMENTE DURANTE OPERATIVO POLICIAL EN MANAGUA

None
José Efraín Ramírez Pérez, de 11 años de edad y su tía Catherine Anielka Ramírez Delgadillo de 22 años, perecieron en emergencias del Hospital Manolo Morales Peralta, debido a las heridas de bala que recibieron en su humanidad, cuando agentes antidrogas por confusión abrieron fuego contra el carro en que viajaban las víctimas junto a cinco miembros más de su familia. La tercera víctima Aura Marina Reyes Gamboa, de 10 años, quien pereció en cuidados intermedios del Hospital Antonio Lenin Fonseca, debido al impacto de bala que le recibió en la cabeza. Otros que resultaron heridos en esta tragedia son: Miriam Natasha Guzmán Ramírez, de 5 años, hija de la fallecida Catherine Anielka. La niña fue herida en el abdomen y permanece ingresada en el hospital Manolo Morales, mientras Axel Reyes Gamboa, de 13 años, quien resultó baleado en el omoplato y brazo izquierdo, fue trasladado La Mascota. Don Milton Antonio Reyes, dijo que junto a su esposa Yelka Nohemí Ramírez Delgadillo, quien tiene 7 meses de embarazo, y otros familiares, participaron del culto en la Iglesia Hebreos 13:13, ubicada en el barrio Lomas de Guadalupe, una que vez finalizó, se despidieron y abordaron su carro Toyota, color blanco para dirigirse a su casa en el barrio Augusto C. Sandino. Según Reyes, al pasar por una zona oscura en el sector de las Cuatro Esquinas, oficiales sin identificación alguna intentaron detener su vehículo, por lo que de inmediato pensó que trataban de asaltarlos y aceleró su marcha. Enseguida, los uniformados que realizarían un operativo antidroga en esa zona abrieron fuego y les dieron persecución hasta que el vehículo se detuvo a causa de que las llantas fueron ponchadas, en ese instante el señor Reyes perdió el control e impactó una camioneta particular. En cuanto la Primera Comisionada Aminta Granera conoció de la tragedia se movilizó al lugar para expresar su solidaridad y la del presidente Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo, además de investigar a fondo sobre el hecho, ocurrido a eso de las siete y media de la noche. “Esta es una tragedia que afecta a una familia nicaragüense y también a la Policía…vengo personalmente para asegurarle al padre de estos niños que los policías responsables hoy mismo estarán en prisión y enfrentarán un proceso judicial…Eso lo podemos asegurar que aquí va a haber justicia”, dijo la jefa policial. “Hoy mismo los compañeros van a dormir en Auxilio Judicial y va a ser pasado el expediente a la Fiscalía, así que Asuntos Internos queda fuera de esto, este es un asunto penal que se va a pasar el expediente a la Fiscalía y van a someterse a juicio”, aseguró Granera. La Primera Comisionada explicó que la presencia de los agentes se debe a que había información que esa zona pasaría un cargamento del narcotráfico. En esa zona cualquier persona siente temor si sale alguien a detenerlo, por lo que los agentes al menos tuvieron que haber estado con un bastón lumínico y cerciorarse que no viajaban niños y que era el vehículo que estaban esperando.   Fuente: Nueva Ya