PRODUCTORES NORTEÑOS ENFRENTAN SEQUÍA AL COSECHAR AGUA

None
Las temperaturas superiores a los 40 grados Celsius y la falta de lluvia durante este invierno no son una preocupación para más de una docena de productores de Las Segovias, en el norte de Nicaragua, donde un proyecto de cosecha de agua les garantiza una variedad de productos agrícolas y una crianza exitosa de su ganado, a pesar de las adversidades climáticas. Maíz, frijoles, cebollas, chiltomas, tomates y pepinos, además de pasto para el ganado y hasta la crianza de tilapia, para obtener el máximo provecho de la reserva de agua, son parte de los beneficios obtenidos con esta alternativa. A los pies del cerro El Quisuca fue construida una represa que cuenta con unos 18,000 metros cúbicos de agua. Es esta reserva la que ha cambiado la realidad económica de Amparo Montoya Moncada, propietaria de la finca La Majada, de 120 manzanas, ubicada en la comarca El Chinchal, de Somoto, a 216 kilómetros de Managua. La propiedad de Montoya está ubicada en el llamado Corredor Seco de Nicaragua, una zona que se ha identificado como la más vulnerable ante el cambio climático y que afecta a unos 33 de los 153 municipios del país. “Por estos momentos, con esta falta de lluvia y con este cambio climático, yo no tuviera nada. ¿De dónde tendría?”, cuestiona la propietaria, mientras recorre una milpa repleta de mazorcas que pronto serán cosechadas. Un panorama que sería muy diferente sin el proyecto, pues según los productores ahí el sol tuesta hasta el monte.

Capturan la lluvia

La represa se alimenta de la lluvia. Cuando esta cae, el agua es “capturada” en la represa que cuenta con una sencilla ingeniería de tubos y llaves, que más tarde permite administrar el líquido por un sistema de riego por goteo, aprovechando la gravedad para no depender de energía eléctrica y ahorrar gastos. “Ahora --asegura Montoya-- yo no me preocupo por la falta de lluvias, porque si caen cinco o seis esa agua se capta y me quedo trabajando aunque después no llueva", celebra. La represa fue construida hace tres años con el apoyo técnico y financiero de varios organismos. Según Montoya, sin esta, su finca estaría colapsada económicamente. "¿Con qué iba a mantener mis 50 cabezas de ganado? Ahorita (en cambio) ya ensilé alimentos para mantener a los animales por el resto del año. Ya no compro las pacas de pastos, como antes. Los terneros los mantengo en el corral, sanos, con su alimento fresquecito y su concentrado”, compara. En el municipio de Somoto, existen otras 16 represas para la cosecha de agua, y tres tienen las experiencias más exitosas. Son las que aprovechan el productor Víctor Beltrán, en el municipio de San Lucas, y Henry Flores, en la comarca Icalupe, donde además esa represa está flanqueada por pinares. Cerca de ahí, en el municipio de Jalapa, del departamento de Nueva Segovia, donde el clima es húmedo y hay inviernos más lluviosos, también se han construido otras represas, como la del productor Alexis Cáceres Moncada, en la finca El Porvenir, de la comarca Monte Frío, que recolecta 87,000 metros cúbicos de agua y le permite cosechar granos básicos, entre ellos arroz. O en la zona de Teotecaciente, donde Pedro Joaquín González, de la finca La Florecida, también sobresale con el proyecto. END