CONTINÚA ASCENSO DE MAGMA EN EL VOLCÁN MASAYA

None
El ascenso del magma del Volcán Masaya continuó la noche de este viernes, evidenciándose la incandescencia en el cráter del coloso. En una fotografía de la cámara web de vigilancia instalada por el INETER, se aprecia el magma en el cráter. Igualmente, usuarios de redes sociales tomaron fotografías durante esta noche. De acuerdo al Gobierno Sandinista, que se mantiene vigilante del volcán, esta actividad no representa mayor peligro para la población. En comunicación con el pueblo a través de los medios del Poder de la Familia y la Comunidad, la Compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, explicó que el magma del volcán está ascendiendo, lo que podría dar lugar a la formación de un ‘lago de lava’ similar al formado en 1999. “Hay incandescencia, hay pequeñas llamas de fuego acompañadas, dicen los técnicos, de un sonido tipo oleaje, lo cual sugiere que hay mucha circulación de fluidos volcánicos, magma y gases cerca de la superficie”, explicó. La Compañera señaló que la actividad sísmica se encuentra dentro de los parámetros normales y no representa, por el momento, ningún peligro para la población. “Los expertos del Ineter junto a los expertos internacionales, que están visitándonos y trabajando con nosotros, van a trabajar también en el volcán Santiago para realizar las evaluaciones de campo y medir los gases de manera que podamos tener una idea más precisa del fenómeno”, refirió. El volcán Masaya es uno de los más activos de Nicaragua, teniéndose registros desde el año 1520 aproximadamente. Entre sus actividades más recientes, se recuerda la ocurrida en 1947, cuando de julio a diciembre se observaron llamas y abundante salida de gases, además de fuertes retumbos producidos por el volcán y se sintieron varios sismos. La ceniza arrojada afectó a las poblaciones cercanas. Al año siguiente, en septiembre de 1948 se vieron gigantescas llamaradas y una espesa columna de humo, junto a fuertes retumbos del volcán. En enero de 1953, fuertes retumbos, sismos y derrumbes en el cráter provocaron alarma en Masaya y sus alrededores. En 1965 se registró una marcada actividad eruptiva, en la cual ocurrieron potentes explosiones y se produjeron grandes derrumbes en sectores cercanos al volcán. En 1999 ocurrió un ascenso del magma, y en el año 2001 ocurrió una explosión en el cráter Santiago, con fuerte salida de gases, según recapitula la Red Sismológica de Nicaragua. 19 DIGITAL